¿Provocará el «impeachment» que Trump sea destituido?

  22 Enero 2020    Leído: 325
¿Provocará el «impeachment» que Trump sea destituido?

El tercer juicio político de la historia contra un presidente de Estados Unidos comenzó ayer con un agrio debate entre demócratas y republicanos, incapaces de ponerse de acuerdo ni siquiera sobre las reglas que gobernarán este proceso con el que acaba el «impeachment» de Donald Trump.

 La acusación, que ejercen los propios demócratas, pidió que se les conceda tiempo suficiente para presentar pruebas y llamar a testigos; los republicanos, que son mayoría en el Senado, se opusieron, y los abogados de la Casa Blanca solicitaron que se desestime cuanto antes un juicio político que calificaron de «farsa ridícula». Conozca aquí todas las claves.

¿Cómo se juzgará al presidente en el Senado?

Según las reglas aprobadas por los republicanos, la defensa y la acusación tendrán cada una 24 horas para presentar sus hallazgos sobre los dos cargos de los que se acusa a Donald Trump: abuso de poder y obstrucción de las investigaciones. En total, cada parte no podrá extenderse más de tres días, sin interrogatorios en esta fase. Después, los senadores dispondrán de un plazo de 16 horas para presentar preguntas, pero sólo por escrito. Cuando la acusación y la defensa hayan respondido a sus dudas, el Senado votará sobre si necesita pruebas y llamar a testigos.

¿Quién ha decidido cómo se celebrará este juicio?

Este es el tercer juicio político a un presidente de Estados Unidos en toda la historia. No hay normas fijas, sino que las aprueba el propio Senado por mayoría simple. El líder republicano en esa Cámara Alta, Mitch McConnell, las presentó el lunes por la noche, y las sometió a votación ayer. Los demócratas se opusieron porque se restringe el tiempo reservado para la acusación, y porque las alegaciones, cuando se hagan, podrán demorarse hasta la madrugada. «Nos obligan a presentar nuestras pruebas ya de madrugada, porque no quieren que este país sepa de los delitos del presidente», dijo ayer el senador demócrata Chuck Schummer.

¿Quiénes deciden si Donald Trump es destituido?

Preside el proceso que comenzó ayer el magistrado del Tribunal Supremo John Roberts, pero los verdaderos jueces serán los senadores. Estos, como miembros de un tribunal, deben permanecer en silencio durante todo el juicio, y sus teléfonos, tabletas y ordenadores son requisados. En el voto final, el veredicto debe aprobarse por una mayoría de dos tercios, es decir, 75 votos de 100. En cambio, para decidir las reglas y si se solicitan pruebas o testigos basta con una mayoría simple. De los 100 escaños, 53 los ocupan los republicanos y 47 los demócratas.

¿Puede de verdad ser destituido el presidente?

Nunca ha sucedido antes, y es poco probable que esta vez sea la primera. En la historia ha habido sólo cuatro procesos de impeachment. Andrew Johnson y Bill Clinton fueron absueltos por el Senado en 1868 y 1999, respectivamente. Richard Nixon dimitió en 1974, convencido de su destitución, antes incluso de que la Cámara de Representantes enviara los cargos al Senado. Hoy por hoy, los demócratas necesitarían que 28 republicanos votaran con ellos en contra de Trump, algo harto complicado. De momento ni un solo senador republicano ha anunciado que se sumará a sus compañeros demócratas en este proceso.

¿Por qué se juzga en realidad a Trump?

Los demócratas creen probado que el presidente extorsionó al Gobierno de Ucrania para que interfiriera en las elecciones presidenciales de EE.UU. de noviembre, anunciando una investigación del candidato y ex vicepresidente Joe Biden. Cuando Ucrania se resistió, Trump demoró durante varias semanas unas ayudas de 400 millones de dólares [360 millones de euros]. Los demócratas también creen que Trump intentó borrar sus huellas, boicoteando las pesquisas. La Cámara de Representantes, donde la oposición al presidente es mayoría, recusó a Trump el 19 de diciembre, enviando el juicio al Senado, que comenzó ayer.

¿Qué estrategia seguirá cada parte en el juicio?

Los demócratas quieren alargar el proceso, para poder presentar pruebas y llamar a testigos. Tres de los senadores demócratas -Eli-zabeth Warren, Amy Klobuchar y Bernie Sanders- son candidatos en primarias y deberán suspender sus campañas temporalmente. Los republicanos, así como Trump, quieren que el juicio culmine con una rápida absolución en menos de dos semanas.

ABC


Etiquetas: