Las sanciones de EEUU hacen 'volver a casa' a los multimillonarios rusos

  22 Septiembre 2018    Leído: 426
Las sanciones de EEUU hacen

Al imponer sanciones cada vez más duras sobre Rusia, la Administración Trump está ayudando a sus autoridades a conseguir un viejo objetivo. Se trata del deseo de repatriar los enormes activos que los multimillonarios rusos mantienen en el extranjero.

La imprevisibilidad de la Casa Blanca y del Congreso de EEUU está forzando a los multimillonarios rusos a depositar sus activos en los bancos estatales de Rusia, afirma un equipo de periodistas que investigó el asunto para la agencia estadounidense Bloomberg.

"Esta movida de capitales está reajustando la superestructura 'offshore' que ha abrigado sus fortunas desde el colapso de la URSS", sostienen los autores.


Esta tendencia se ha acelerado a medida que los países occidentales amenazan a Rusia con implementar más medidas draconianas por su supuesta y hasta la fecha no confirmada injerencia en las elecciones de EEUU y las acusaciones, que Moscú tacha de 'absurdas', de haber estado detrás del envenenamiento del exespía ruso Serguéi Skripal con una sustancia neuroparalizante.

"Ser un ruso es tóxico. Y cuanto más rico, más tóxico eres", comentó el exgerente de un banco estatal y actual presidente de la Bolsa de Moscú, Oleg Vyugin.

Dado que el banco central de Rusia no publica estadísticas detalladas acerca de los fondos que han sido repatriados desde el extranjero, es difícil calcular exactamente cuánto dinero los empresarios rusos han devuelto a Rusia. Sin embargo, el mayor banco de Rusia, Sberbank, reportó recientemente que los activos corporativos en todas las monedas habían aumentado un 17% entre enero y agosto de este año.

Por ejemplo, hace dos años, la enorme empresa minera rusa Norilsk Nickel —propiedad de varios multimillonarios rusos prominentes, entre ellos Oleg Deripaska, actualmente bajo fuerte presión estadounidense— mantenía casi todos de sus depósitos en efectivo en monedas extranjeras.


Ahora, en plena escalada de las sanciones, traspasó más de la mitad de estos depósitos a moneda nacional rusa y hasta planea batir un récord al obtener dividendos intermedios por un valor de 1.800 millones de dólares.

A pesar de la repatriación de los activos a Rusia, que puede ser considerada sin lugar a dudas como un efecto positivo de las sanciones de EEUU, los autores del artículo dan un pronóstico negativo acerca de su impacto sobre la economía rusa.

Tampoco se puede descartar la tendencia opuesta, ya que la fuga de capitales también está en alza, señalan los autores. Además de un crecimiento económico entre leve y estancado que "no justifica las enormes inversiones que busca el Gobierno", opinan.


No obstante, no todos los expertos se muestran tan escépticos sobre la situación económica en Rusia. El subdirector del Departamento de Asia Central y Europa Oriental del Ministerio de Comercio de China, Liu Xusong, comentó a Sputnik que las sanciones de Washington no ahuyentarán a los inversionistas chinos.

Incluso la misma Bloomberg admite que las sanciones empujaron a los exportadores —que durante mucho tiempo han utilizado dólares para realizar sus operaciones comerciales— a dar los primeros pasos para minimizar el uso de la moneda estadounidense y así disminuir los riesgo de la presión financiera.

"Aunque todavía mantienen una sustancial cantidad de dólares y euros para objetivos comerciales, han empezado a acumular rublos para casos de emergencia o para realizar los futuros pagos a sus propietarios", destacan los autores del artículo al citar como ejemplo a la empresa rusa Alrosa.

Alrosa ya está vendiendo sus joyas a algunos clientes de Asia en rublos y por primera vez pasó a aceptar rupias de sus compradores de la India.


Etiquetas: