Las idas y venidas de Jair Bolsonaro al frente de Brasil

  18 Enero 2019    Leído: 707
Las idas y venidas de Jair Bolsonaro al frente de Brasil

El presidente sudamericano mandó mensajes contradictorios sobre varios temas, como la apertura de una base militar de EE.UU. en el país o el aumento del impuesto de las operaciones financieras.

Los cambios de parecer del presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, comienzan a ser "marca de la casa". Una dinámica que ha provocado más de una sorpresa entre los miembros del gobierno y los analistas de los mercadosfinancieros. Por ello, desde su equipo le pidieron el lunes que acelerase el nombramiento de un portavoz de Comunicación. Horas después, Otávio Santana do Rago Barros, un general en activo, fue nombrado para el cargo, sumándose así a los siete militares que integran el Ejecutivo. 

Los cambios de opinión antes de asumir la Presidencia
Ya antes de su toma de posesión, el 1 de enero, las idas y venidas de Bolsonaro sobre ciertos asuntos clave fueron habituales.

Así, como presidente electo, se mostró ambiguo sobre el traslado de la Embajada de Brasil de Tel Aviv a Jerusalén, que finalmente se realizará; insinuó la fusión de los ministerios de Medio Ambiente y Agricultura, que no llegó a ocurrir; restó importancia a la permanencia del gigante latinoamericano en el Mercosur, aunque el miércoles se comprometió con el bloque; barajó la salida de Brasil del Acuerdo de París, pero el lunes se anunció que "por ahora" continuará; aseguró que en su gobierno se reducirían los ministerios a 17, luego fueron 22, y quiso, aunque no se hizo, incorporar la Contraloría General de la Unión (CGU) al Ministerio de Justicia.

Asuntos en los que se ha retractado como presidente
Impuestos
Desde que Bolsonaro inició su mandato, una de las primeras cosas que hizo fue anunciar un aumento de impuestos. Su jefe de gabinete, Onyx Lorenzoni, aseguró después que el presidente se había equivocado. Pero esta no fue la única medida en la que el mandatario cambió de opinión. 

Embraer y Boeing
Bolsonaro también se mostró dubitativo con el negocio, valorado en más de 4.700 millones de dólares, entre el fabricante de aviones brasileño Embraer y la empresa aeroespacial estadounidense Boeing. Finalmente anunció que daría luz verde al acuerdo porque "preserva los intereses nacionales".

En una reunión, en la que asumieron su cargo los presidentes de los bancos estatales, el presidente llegó a hacer hincapié en su "desconocimiento en muchas áreas" y dijo estar convencido de que el ministro de Economía, Paulo Guedes, sabe "mucho, pero mucho más de economía" que él.

Reforma Agrícola y Educación
Además, la semana pasada se anunció la suspensión del proceso de reforma agraria y la eliminación de temáticas como violencia de género o la diversidad étnica en los libros escolares. Dos decisiones revocadas después.

Base militar
El mandatario también provocó el asombro de las Fuerzas Armadas cuando en una entrevista planteó la posibilidad de una futura base militar estadounidense en el país. Un anuncio acogido con los brazos abiertos por EE.UU., pero no así por la cúpula militar brasileña, que mostró su total rechazo. Una vez más, Bolsonaro rectificó su postura. 

Una campaña "amateur"
"Existe una curva de aprendizaje, mientras el gobierno va definiendo sus políticas y prioridades", comenta Thomaz Favaro, de la consultoría estratégica Control Risk, para quien la campaña electoral de Bolsonaro fue "muy amateur" en términos de propuestas de gobierno, que "no estaban bien definidas".

Bolsonaro, dice el analista, "tiene un equipo técnico que está trabajando en las políticas públicas, pero él se siente cómodo para dar respuestas a la prensa o en Twitter sin necesariamente coordinarlas con su personal".

En este sentido, la tercera semana de Gobierno de Bolsonaro no ha presentado sobresaltos. La jornada del lunes comenzó con una buena noticia para los ambientalistas: el ministro de Medio Ambiente, Ricardo Salles, aseguró que "por ahora" Brasil seguirá en el Acuerdo de París sobre el Clima.

El martes, el presidente cumplió con una de sus banderas de campaña: la firma de un decreto que flexibiliza la posesión de armas de fuego.

Ya el miércoles, en una reunión con su homólogo argentino, Mauricio Macri, expresó su deseo de "modernizar" el Mercosur y sacar adelante los acuerdos comerciales que el bloque está negociando, entre otros, con la Unión Europea.

"Volver a atrás"
Los vaivenes de Bolsonaro no han pasado desapercibidos y periódicos como el satírico Sensacionalista se han hecho eco de ello.

"Desde que tomó posesión del gobierno ha retrocedido por lo menos una vez al día. Los técnicos ya consideran la idea de hacer dos ediciones del Diario Oficial: una para los anuncios, otra para los retrocesos", se mofa el diario.

En la redes también se burlan de los anuncios realizados por el Gobierno: "Buenos días patriotas. Anuncio a todos de la salida de Brasil del Tratado de Tordesillas. Es una nueva era", comenta un usuario, una burla directa a Ernesto Araújo, ministro de Exteriores.  

Marta Miera


Etiquetas: