Por qué se manifiestan las mujeres en España

  15 Enero 2019    Leído: 320
 Por qué se manifiestan las mujeres en España

El auge del movimiento feminista está siendo acompañado de un aumento de circulación de bulos sobre cifras de falsas denuncias, delitos cometidos por mujeres y motivaciones económicas de las organizaciones feministas.

Los colectivos feministas en España han anunciado movilizaciones por todo el país. Tras el acuerdo para formar Gobierno en Andalucía del Partido Popular (PP), Ciudadanos (Cs) y el ultraderechista Vox, las mujeres andaluzas han tomado la iniciativa para protestar contra su programa de Gobierno. A ellas se han sumado organizaciones feministas de todo el país.

La primera cita de las movilizaciones previstas será este martes 15 de enero, cuando más de 45 colectivos andaluces, entre los que están Mujeres24H, la Coordinadora de Colectivos Feministas de Cádiz o el Colectivo Boreal de Sevilla, han convocado una concentración a las puertas del Parlamento de Andalucía, en Sevilla, a las 12 de la mañana, en el momento en el que está previsto el pleno de investidura como presidente del Gobierno autonómico de Juanma Moreno, del PP, gracias al apoyo de C's y Vox, partido liderado a nivel nacional por Santiago Abascal.

Y es que aunque finalmente quedó fuera del acuerdo entre las formaciones políticas las propuestas más polémicas del partido de extrema derecha de derogar las leyes de promoción de la igualdad de género y de violencia de género, los colectivos feministas entienden que se trata de un Gobierno "reaccionario" y hablan de pactos "que negocian" los derechos de las mujeres "negando la incuestionable realidad de la violencia de género".

Bajo el lema '¡Nuestros derechos no se negocian! ¡Ni un paso atrás en igualdad!', la de Sevilla será la primera concentración, que estará seguida de otras por la tarde en las otras siete capitales de provincia andaluzas. Además, en el resto del Estado también se han convocado movilizaciones en solidaridad con las mujeres andaluzas en ciudades como Bilbao, Barcelona, Las Palmas, Badajoz, Logroño o Murcia.

En Madrid, la concentración tendrá lugar a la misma hora en la Puerta del Sol, como una reacción contra la aparición de Vox y "el triuvirato de la ultraderecha que se ha configurado con Vox, Cs y PP", relata Ana María Pérez del Campo Noriega, presidenta de la Federación de Asociaciones de Mujeres Separadas y Divorciadas y miembro del Observatorio Estatal de Lucha contra la Violencia de Género.

Mireya Forel, portavoz de la asociación Mujeres de Negro de Sevilla, relata a este medio como junto a otros muchos colectivos se propusieron crear un "espacio de resistencia" para lanzar el mensaje de que se debe mantener la "vigilancia" después de que Vox se introdujera en las instituciones andaluzas. Y aunque afirma que es "básicamente una llamada andaluza", piden que se sumen todas las asociaciones a nivel nacional.

Este toque de atención de la "sociedad civil" reivindica su independencia de partidos y sindicatos y pretende participar en una movilización social más amplia "contra la presencia reaccionaria en las instituciones", es decir, "trabajar en red sin perder el espacio feminista", cuenta Forel.

Las cuestiones polémicas
El acuerdo alcanzado la semana pasada entre PP y Vox recoge "eliminar todos los organismos superfluos y suprimir la administración paralela". Aunque no se menciona explícitamente, las organizaciones convocantes de las protestas tienen claro que es una alusión a una de las exigencias previas del partido de ultraderecha, que quería "no facilitar la lluvia masiva de subvenciones a las asociaciones de feminismo supremacista" o la "supresión de las subvenciones a asociaciones y ONGs ideológicas independientemente de su naturaleza comunista, feminista, progresista, liberal o conservadora". Además, la formación liderada por Abascal ha abogado públicamente por prohibir la financiación pública de lo que ellos llaman "chiringuitos feministas".

Otros puntos del pacto entre las dos formaciones conservadoras aluden a garantizar "la coexistencia entre la educación pública, privada, concertada y diferenciada" y "la libertad educativa y el derecho de los padres a elegir el modelo que deseen para sus hijos, evitando cualquier injerencia de los poderes públicos en la formación ideológica de los alumnos".

La creación de la Consejería de Familia o el plan antiabortista que esboza el documento pactado con el partido de Abascal son otras de las cuestiones que ponen en alerta al movimiento feminista andaluz.

Más allá del 15 de enero
La respuesta andaluza llegó precedida de un manifiesto que más de cien organizaciones feministas a nivel nacional firmaron la pasada semana contra las pretensiones de Vox y que vino acompañado del anuncio de movilizaciones en más de 20 ciudades españolas. 

De hecho, apelan a la movilización continua y no descartan solicitar la ilegalización del partido si encuentran argumentos jurídicos para ello.

Según Pérez del Campo, el manifiesto ha sido "una respuesta de las mujeres ante la aparición de la ultraderecha en un país que ha tenido 40 años de dictadura" y donde el sector de la población que más sufrió "fueron las mujeres".

Por su parte, Forel explica que la convocatoria de este 15 de enero fue precedida por una primera concentración el 18 de diciembre, poco más de dos semanas después de que se conociera que Vox había alcanzado 12 diputados en los comicios andaluces. A partir de ahora se plantean seguir trabajando de la manera más pedagógica posible a nivel de barrio, en los centros docentes u laborales, "para evitar la captación de gente": "Descodificar las mentiras de Vox", en sus palabras.

En opinión de Forel, hay tres puntos que son fundamentales en el discurso de Vox: la voluntad de centralización del poder para quitar autonomía para transformar; el odio, el rechazo al otro –a las mujeres, al colectivo LGTIB, a los migrantes–; y la doble moralidad, al tratar de tapar con unos temas otros como el funcionamiento de la economía y el monopolio de la fuerza.

Pérez del Campo no se limita a señalar solo a Vox, sino que cita también a los otros dos partidos como los que han permitido que su agenda entrase en la Junta de Andalucía. Recuerda como el partido de Abascal nació del PP y lo define como de "ultraderecha, xenófobo, racista y fascista". "Es un triunvirato de la derecha", añade.

La voz de la Federación de Asociaciones de Mujeres Separadas y Divorciadas advierte de que "esto no ha hecho más que empezar" y de que en 15 o 20 días actuarán de nuevo: "Así iremos actuando para que paulatinamente quede claro que las mujeres no están y nunca han estado con la ultraderecha".

Sumando desde el ámbito académico
Desde la Plataforma Universitaria de Estudios Feministas y de Género han lanzado otro manifiesto en el que se suman al apoyo a las políticas de género y dicen que no van a tolerar los ataques "a través de mensajes basados en graves errores", además de condenar y deplorar "el uso difamatorio que se está haciendo de las políticas contra la violencia de género por parte de Vox", que "tergiversa metas y objetivos de la democracia".

Desinformación y mentiras de Vox
Las acusaciones de que Vox utiliza la desinformación para crear confusión sobre los derechos de las mujeres, que difunde información falsa y argumentos falaces es constante, desde que la formación política comenzó a tener notoriedad pública hace apenas unos meses.

Para la portavoz de Mujeres de Negro Sevilla, se trata de una "política de odio", y "todos los días hay una novedad de manipulación mediática de las redes sociales". En su opinión, se trata de esconder otros problemas fundamentales de la sociedad, como el paro, la precariedad u otros datos económicos.

Pérez del Campo resalta lo que para ella son falacias: que la Ley de Violencia de Género no sirve para nada porque ha seguido habiendo asesinadas, que las mujeres matan a los hombres, que matan a los niños... "Una mentira repetida mil veces es una mentira repetida mil veces. No se convierte en verdad", concluye.

Pero lo cierto es que algunas de las cuestiones más controvertidas que la formación ha difundido han encontrado un gran eco en las redes sociales y son ampliamente replicadas. Estas son algunas de ellas:

1. Las mujeres asesinan más a sus hijos que los hombres.
Uno de los datos difundidos por Vox en la última semana ha sido el más polémico de todos. Los portavoces de la formación se han dedicado a expandir por platós y medios de comunicación la información de que en 2018 fueron 67 niños los asesinados por sus madres.

La cifra provenía de la intervención en televisión del perito judicial Carlos Cuadrado, presidente de la Asociación Profesional de Criminólogos de España, una asociación que según su página web cuenta con 12 asociados. El dato no solo está errado según sus propias cifras, que no precisan ni metodología ni fuentes, sino que entre esas muertes incluyen algunas muy polémicas, como el de un menor que murió por un incendio accidental o el asesinato de dos menores que, en realidad, no murieron, como informaba Maldito Bulo. 

Lo cierto de todo esto es que, según el Instituto Nacional de Estadística (INE), en 2017 fallecieron en España 23 menores de 14 años por causas diferentes a accidentes o suicidios, incluyendo aquellos derivados de complicaciones de atenciones médicas y otras causas indeterminadas, sin especificar género del agresor o responsable.

2. La ley contra la violencia de Género discrimina a los hombres y la violencia de género no existe.
Vox califica esta legislación de ley de "desigualdad legal", así como de "vergonzoso" el Pacto contra la Violencia de Género que firmaron todos los partidos del arco parlamentario español, que según esta formación ha supuesto 1.000 millones de euros para favorecer a los grupos feministas. Se trata, según este partido, de fondos públicos para resolver "problemas inexistentes".

En realidad en España en 2018 se produjeron más de 47 asesinatos de mujeres por violencia de género. Se contabilizan como tal solo aquellos en los que existía una relación sentimental con el asesino. En total, desde que se comenzaron las estadísticas, en una década y media han sido más de 975 los asesinatos de este tipo.

Según el Ministerio del Interior, los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado estaban haciendo un seguimiento de casi 600.000 casos de Violencia de Género en diciembre de 2018, de los cuales casi 60.000 se encuentran activos y algo más de 6.000 tienen un nivel de riesgo medio, alto o extremo.

Los 1.000 millones de euros a los que hace referencia Vox son el compromiso político adquirido por todos los partidos al suscribir el Pacto contra la Violencia de Género, que lo dota de financiación a razón de 200 millones de euros al año durante cinco años para poner en marcha las medidas que contempla.

No solo el actual (y el anterior) Gobierno español avala la existencia de la violencia de género, sino que los datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), la ONU, la Unión Europea, Eurostat, el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), la Fiscalía General del Estado o el Instituto de la Mujer confirman la violencia que sufren las mujeres por el mero hecho de serlo.

3. La ocultación de la violencia de la mujer contra el hombre
'Las mujeres también matan a hombres, pero como esto no interesa, no sale en los medios de comunicación'. Este es uno de los principales mensajes a los que alude la formación de Santiago Abascal para defender la idea de que no existe la violencia de género, sino que hombres y mujeres se enfrentan al mismo tipo de violencia y en la misma cantidad.

El número 2 de Vox, Javier Ortega Smith, ha manifestado en varias ocasiones que "se ocultan los datos" de los hombres asesinados a manos de mujeres, cuando la realidad lo desmiente. Desde hace una década, el CGPJ recopila estos datos y los hace públicos. Así, según uno de sus informes, entre 2009 y 2016 murieron a manos de sus parejas mujeres un total de 67 hombres, mientras que fueron 550 el total de mujeres asesinadas en el mismo periodo por sus compañeros hombres.

4. La 'lacra' de las denuncias falsas
La Fiscalía General del Estado y el Consejo General del Poder Judicial ofrecen datos públicos sobre el número de denuncias falsas, que no llegan al 0,01%. Es decir, 96 denuncias falsas del total de 1.222.172 denuncias interpuestas desde 2009.

Para los líderes de Vox estos datos no son fiables, puesto que no incluyen las denuncias que directamente no han sido tramitadas. Afirmación que no tiene cobijo en ningún dato oficial.

Nuria López


Etiquetas: