¿Cuáles han sido los señalamientos de la comunidad internacional contra la OMS en medio del coronavirus?

  07 Julio 2020    Leído: 919
¿Cuáles han sido los señalamientos de la comunidad internacional contra la OMS en medio del coronavirus?

Las críticas a la Organización Mundial de la Salud se han enfocado en las contradictorias directrices sobre el uso de máscaras médicas, sus inconsistencias en pruebas de medicamentos contra el virus y la toma de medidas tardías frente a la pandemia.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) sigue siendo acusada por la comunidad internacional por tomar decisiones "confusas" y "contradictorias" durante su manejo de la pandemia de coronavirus (COVID-19).

La OMS, establecida en 1948 ante las Naciones Unidas, es fuertemente criticada por EEUU por no haber hecho las advertencias necesarias contra la epidemia a tiempo y recientemente ha sido objeto de intensas críticas, especialmente por sus directrices contradictorias sobre el uso de máscaras médicas, sus zigzags en ensayos de medicinas contra el virus y tomar medidas tardías.

La OMS realiza estudios internacionales sobre salud pública y es la única plataforma de salud internacional en la que la población mundial puede confiar en el campo de la salud.

El director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, no acepta las críticas de la comunidad internacional respecto al manejo de la pandemia por parte de la organización.

Tedros ha señalado en cada oportunidad que la organización actúa de acuerdo con la información científica, según la nueva información sobre el virus (que surge cada día), y que la OMS actualiza constantemente su guía para el manejo de la COVID-19.

La OMS se convirtió en el blanco de acusaciones de la administración de Estados Unidos. El pasado 19 de mayo, el presidente de EEUU, Donald Trump, tildó al doctor Tedros de “ser un títere de China” con respecto al manejo de la pandemia.

China es el país que brinda el mayor apoyo a las declaraciones hechas por la organización, aunque su contribución financiera sea menor que la de otros países.

La “contradicción de la máscara médica"

La OMS afirmó constantemente desde los primeros días de la pandemia que las personas sanas no necesitaban usar una máscara médica para protegerse de la COVID-19.

El 1 de abril, Tedros señaló que "la OMS recomendaba solamente que los pacientes contagiados y el personal médico usara máscaras médicas".

El 5 de junio, el director de la OMS declaró que la organización había actualizado las directrices actuales sobre el uso de máscaras médicas e indicó que las personas debían utilizar máscaras también en espacios abiertos donde se podía propagar la COVID-19, causando severas críticas en la prensa mundial.

En esa declaración, la organización aconsejó a los gobiernos por primera vez que implementaran el uso de máscaras de tela de tres capas en áreas públicas como tiendas, escuelas y lugares de culto para controlar el coronavirus.

Solo 5 meses y 5 días después de que la OMS declarara la emergencia mundial por la pandemia, la organización finalmente sugirió que las personas sanas deberían usar máscaras médicas en espacios públicos.

El dilema de la 'hidroxicloroquina'

La OMS informó el 25 de mayo que los ensayos de hidroxicloroquina y la combinación de las medicinas lopinavir / ritonavir (utilizadas para el manejo del VIH) en el tratamiento de pacientes con coronavirus se suspendieron temporalmente debido a "preocupaciones de seguridad" y luego anunció el 3 de junio que los ensayos del medicamento se reanudarían.

El pasado 3 de julio, la OMS anunció su decisión de finalizar los ensayos de la combinación de los medicamentos al concluir que estos no reducían la mortalidad en pacientes hospitalizados con coronavirus.

Esta decisión fue registrada como un ejemplo de las decisiones más contradictorias hechas por la organización.

La OMS tardó 7 meses para investigar el origen del virus

La OMS insistió en que la COVID-19 se produjo de forma natural desde los primeros días de la epidemia.

Sin embargo, la portavoz de la OMS, Fadela Chaib, afirmó el 21 de abril: "Todavía no conocemos la fuente ni el origen de la COVID-19. Solo hay una cosa de la que estamos seguros, es que el virus fue causado por un animal. No fue manipulado en un laboratorio".

El presidente de Estados Unidos afirmó el 1 de mayo que vio evidencia de que la COVID-19 había surgido de un laboratorio en Wuhan, China. La organización insistió en que el virus era de origen natural.

El 29 de junio, Tedros afirmó de manera inesperada: “Es muy importante conocer la fuente del virus" y anunció que enviarían un equipo a China dentro de 1 semana para investigar la fuente de origen del coronavirus.

La comunidad internacional también ha criticado la falta de claridad respecto a cuándo se comenzó a propagar la enfermedad, después de que estudios señalaran que el virus podría haber estado en circulación antes de lo indicado por la OMS.

La organización no ha aceptado ninguna de las críticas y acusaciones hasta el momento.

La COVID-19

La enfermedad del coronavirus 2019 (COVID-19) es una afección respiratoria que se puede propagar de persona a persona y que ha causado más de 537 mil muertes en el mundo. De los 11,6 millones de infectados que han sido confirmados, más de 6,5 millones se han recuperado en el planeta.

La Organización Mundial de la Salud declaró el brote como una pandemia global el 11 de marzo.

Desde su primera aparición en China en diciembre pasado, la COVID-19 se ha propagado en al menos 188 países y regiones. Estados Unidos, Brasil y la India son actualmente los países más afectados en el mundo por la enfermedad.

A pesar del creciente número de casos, la mayoría de las personas infectadas sufre solo síntomas leves y se recupera.

anadolu


Etiquetas: