Ucrania recibe a Netanyahu con un lema pronazi

  21 Agosto 2019    Leído: 642
  Ucrania recibe a Netanyahu con un lema pronazi

La reciente visita del primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, a Ucrania no dio muchos frutos en el ámbito político, económico y diplomático, pero sí echó leña al fuego a las ya tensas relaciones entre ambas naciones.

La visita de Netanyahu a Ucrania es la primera que realiza el mandatario al país eslavo en 20 años. Además, es la primera visita a Kiev de un jefe de Gobierno extranjero tras la toma de posesión del presidente Volodímir Zelenski. Cada paso del primer ministro israelí en Kiev fue transmitido en vivo por la televisión ucraniana e israelí, por lo que los ciudadanos de ambas naciones pudieron seguir en persona todos los detalles de la visita.

Sin embargo, esta se vio empañada desde el principio, cuando la esposa del mandatario, Sara Netanyahu, menospreció la tradición de bienvenida eslava y lanzó al suelo un trozo de pan que le habían ofrecido como símbolo de buena voluntad. El hecho causó un revuelo en los medios y en las redes sociales ucranianas.

Pero lo más polémico sucedió al otro día, cuando la delegación israelí fue recibida en el palacio presidencial ucraniano. Durante la ceremonia de protocolo, Benjamín Netanyahu saludó a la guardia ceremonial, a lo que los soldados le respondieron al unísono: "¡Gloria a los héroes!".

El lema '¡Gloria a Ucrania! ¡Gloria a los héroes!', con el alza de la mano derecha extendida, proviene de la primera mitad del siglo XX, cuando fue el saludo oficial de la Organización de Nacionalistas Ucranianos (OUN, por sus siglas en ucraniano).

Su líder, Stepán Bandera, fue un colaborador nazi durante la invasión alemana a la URSS y sus fuerzas siguieron combatiendo al Ejército rojo incluso después de la Segunda Guerra Mundial. Entre sus mayores crímenes está la masacre de Volinia, perpetrada como parte del plan de limpieza étnica de Polonia.

En la actualidad es un lema muy extendido entre los grupos neonazis ucranianos e incluso ha sido repetido por líderes mundiales como Justin Trudeau, primer ministro de Canadá, o Dalia Grybauskaitė, presidenta de Lituania. En 2018, la frase fue instituida por el entonces presidente Petró Poroshenko como saludo oficial de la actual Policía y Ejército ucranianos.

Las relaciones entre Ucrania e Israel se han visto empañadas por el cambio de poder en Kiev en 2014. La política de los nuevos gobernantes ucranianos, que adoptaron como héroes nacionales a los líderes de la Organización de Nacionalistas Ucranianos, fue vista en Tel Aviv como una absolución de líderes antisemitas y colaboradores nazis.

Por ejemplo, una de las avenidas más céntricas de la capital ucraniana lleva el nombre de Stepán Bandera.

sputnik


Etiquetas: Ucrania   Netanyahu   lemapronazi