Expertos apuntan al hidrógeno como el combustible del futuro

  22 Julio 2019    Leído: 597
Expertos apuntan al hidrógeno como el combustible del futuro

Un informe del Colegio de Ingenieros Industriales de Madrid (COIIM y AIIM), Asepa y el Instituto Universitario de Investigación del Automóvil (Insia) advierte del elevado envejecimiento del parque automovilístico español.

Según un informe elaborado por el Colegio y la Asociación de Ingenieros Industriales de Madrid (COIIM y AIIM), la Asociación Española de Profesionales de Automoción (Asepa) y el Instituto Universitario de Investigación del Automóvil (Insia) de la Universidad Politécnica de Madrid (UMP), el parque automovilístico español ha experimentado un "elevado envejecimiento" en los últimos años.

Los expertos que han elaborado este documento consideran además "imprescindible" que se establezcan incentivos a corto plazo para la renovación del parque automovilístico y que ayuden a la reducción de las emisiones contaminantes de los vehículos, y abogan por continuar desarrollando la pila de hidrógeno como combustible alternativo a la gasolina y el diésel.

Así, el estudio estudio 'Transición hacia una movilidad sostenible' considera imprescindible a corto plazo establecer incentivos para la renovación del parque que ayuden en la reducción de los impactos ambientales de los vehículos". Sus autores subrayan que los vehículos que se fabrican actualmente reducen las emisiones contaminantes en un 90 % y en un 25% de dióxido de carbono (CO2) respecto a un vehículo de hace diez años.

En este sentido, el informe pone de manifiesto que si se sustituyeran un millón de vehículos de combustión por otros modelos eléctricos, podrían reducirse un 6,4% las emisiones de CO2, aumentando el consumo de energía un 1,1%, "algo asumible para la red actual".

Asimismo, los expertos inciden en la necesidad de que se desarrolle la tecnología de la pila de hidrógeno, al considerarse el combustible "más abundante del mundo" y ser posible su fabricación, y con el objetivo de que los vehículos futuros que incorporen este sistema de propulsión sean "más competitivos".

Los autores del documento son Francisco Aparicio, Miguel Aguilar, José María García, José María López, Antonio Mozas, Rafael Riquelme, Jaime Segarra y Guillermo Wolf.

La pila de hidrógeno
El funcionamiento de un coche de pila de combustible, simplificado al máximo, sería el proceso electroquímico que se produce al mezclar hidrógeno con oxígeno y que provoca la propulsión del vehículo. Durante esa mezcla, se genera una electricidad que pasa a unas baterías y de las baterías al motor, con la única emisión de vapor de agua y nitrógeno.

El proceso sería el siguiente:

1. El hidrógeno almacenado en el tanque abastece la pila de combustible.

2. Se proporciona un influjo de aire al conjunto de celdas de combustible.

3. La reacción del oxígeno del aire y el hidrógeno almacenado dentro de las celdas genera electricidad y agua.

4. La electricidad generada abastece el motor y la batería.

5. El agua sobrante se expulsa.

El Hidrógeno es un gas incoloro e inodoro, prácticamente inexistente en su forma molecular. Sin embargo, como compuesto, lo hay en cantidades casi incalculables. Entre los compuestos del hidrógeno el más frecuente, de lejos, es el agua. Y el agua, junto al viento, son precisamente los dos elementos con los que se puede lograr el que para muchos el que se postula como el combustible del futuro.

Aunque el hidrógeno puede producirse mediante el proceso de reformado del gas natural, nafta, fuel pesado o carbón, para producir hidrógeno podemos recurrir a una fuente de energía renovable, como puede ser la solar o eólica, y agua. Mediante un proceso de electrólisis la molécula de agua se divide en oxígeno e hidrógeno. Y este último ya se puede almacenar. Para recuperar la electricidad el proceso es el inverso, ya que el hidrógeno, combinado con el oxígeno del aire, libera la energía química almacenada en el enlace H-H, generando solamente vapor de agua como producto de la combustión.

La industria química de producción de amoníaco, metanol y refinado de petróleo consume aproximadamente el 66% de la producción anual de H2, estimada en 35 millones de toneladas métricas (MTm). El resto de la producción se consume en otros procesos industriales. El hidrógeno se considera como un combustible ideal, dado que no emite gases de efecto invernadero durante la combustión. La utilización del hidrógeno en las celdas de combustible, particularmente en el sector del transporte, permitirá en el futuro diversificar el suministro energético, aprovechar los recursos domésticos y reducir la dependencia de la importación de petróleo.

abc


Etiquetas: hidrógeno   combustible