Los periodistas en Hong Kong protestan por libertad de prensa y contra la violencia policial

  15 Julio 2019    Leído: 827
Los periodistas en Hong Kong protestan por libertad de prensa y contra la violencia policial

Más de 1.5000 periodistas salieron a las calles en Hong Kong exigiendo que las autoridades garanticen la libertad de prensa y la seguridad de los representantes de los medios de comunicación ante los agentes de la policía, informó la cadena RTHK.

"Exigimos que la policía cumpla con la Ordenanza de Policía, para facilitar la cubertura mediática", cita el medio al presidente de la Asociación de Periodistas de Hong Kong, Chris Yeung.

Según este último, los periodistas fueron "insultados o incluso golpeados por agentes de la policía en varias ocasiones" durante la cubertura de las recientes protestas masivas contra las enmiendas a la ley de extradición.

Los manifestantes también pidieron a la jefa de Ejecutivo de Hong Kong, Carrie Lam, que cumpla su promesa de defender la libertad de prensa, que hizo durante su campaña electoral en 2017.

El 9 de junio, más de un millón de personas tomaron las calles de Hong Kong para oponerse al polémico proyecto de ley que permitiría a Hong Kong entregar a prófugos a los territorios con los que no tiene acuerdos formales de extradición, como Taiwán, Macao y la China continental.

Quienes impugnan la normativa temen que daría luz verde para entregar a Pekín a disidentes políticos, además de funcionarios corruptos.

El 15 de junio el Gobierno suspendió el controvertido proyecto de ley, pero se negó a revocar por completo las enmiendas correspondientes.

Al día siguiente, unos dos millones de hongkoneses, según los organizadores —o unos 338.000, según la policía— volvieron a salir a las calles para reiterar su rechazo a la ley, condenar el uso de la fuerza contra los manifestantes y demandar la dimisión de Lam.

El 1 de julio, en el 22º aniversario de la devolución de Hong Kong a China, centenares de manifestantes radicales irrumpieron en la sede parlamentaria y vandalizaron las oficinas.

El Gobierno central en Pekín condenó en términos enérgicos el incidente e instó a las agencias pertinentes a investigar la responsabilidad penal de los implicados.

El 9 de julio Lam, dio por "muerta" la controvertida ley de extradición.


Etiquetas: HongKong   China