Restos de emigrantes ahogados en México llegarán a El Salvador

  29 Junio 2019    Leído: 386
Restos de emigrantes ahogados en México llegarán a El Salvador

Los cuerpos del emigrante salvadoreño Oscar Martínez y su hija Valeria, quienes se ahogaron la pasada semana cuando intentaban entrar ilegalmente a EEUU, serán repatriados el próximo domingo, anunciaron fuentes diplomáticas citadas por medios locales.

"El viceministro para los Salvadoreños en el Exterior, Mauricio Cabrera, informa que los cuerpos de Óscar y Valeria Martínez se espera que lleguen al país este domingo", reportó el periódico digital 503 desde el aeropuerto Oscar Arnulfo Romero, donde el funcionario recibió a Tania Ávalos, esposa y madre de las víctimas.

Ávalos llegó acompañada del cónsul de El Salvador en la ciudad mexicana de Monterrey, Rafael González, después de que el presidente Nayib Bukele ordenara a la Cancillería hacer las gestiones necesarias para repatriar el cuerpo de Martínez y su bebé de 23 meses, fallecidos al tratar de vadear el río Bravo por la zona de Tamaulipas.

"No pongan en riesgo sus vidas, ni confíen en traficantes de personas que muchas veces no cumplen con sus promesas", exhortó Cabrera en una breve rueda de prensa en la terminal aérea, donde insistió en que "la migración debe ser una opción y no una obligación".

La imagen del padre y su hija abrazados sin vida en una ribera del río Bravo recorrió el mundo y graficó el drama de los miles de centroamericanos que salen de sus países, huyendo de la violencia o en busca de prosperar.

La familia tenía un permiso del Instituto Nacional de Migración para permanecer en México y ahí solicitar asilo en Estados Unidos, pero el desespero los llevó a intentar vadear la poderosa corriente el pasado domingo.

El accidente acaeció días después de una reunión del presidente Bukele con su homólogo mexicano, Andrés Manuel López Obrador, en la cual acordaron políticas para reducir la migración irregular hacia Estados Unidos.

La Oficina de Aduanas y Control Fronterizo de EEUU (CBP, siglas en inglés) detuvo en mayo a más de 130.000 migrantes en la frontera suroeste, que comprende los estados de Texas, Nuevo México, Arizona y California, comparado con las 99.304 de abril y las 92.840 de marzo.

Las detenciones de mayo son las más altas para un solo mes en los últimos 13 años.

Desde el comienzo del año fiscal, en octubre de 2018, hasta mayo las autoridades han detenido a 593.507 personas en la frontera suroeste, en su mayoría de Guatemala, El Salvador y Honduras, y calificaron a otras 82.808 como inadmisibles.

Miles de personas han llegado a la frontera entre EEUU y México desde octubre, cuando caravanas de ciudadanos centroamericanos dejaron sus territorios en un viaje hacia el norte huyendo de la pobreza y la violencia con la esperanza de solicitar asilo en la potencia norteamericana.


Etiquetas: