Trump recorta ayuda destinada a frenar migración en Centroamérica

  18 Junio 2019    Leído: 539
Trump recorta ayuda destinada a frenar migración en Centroamérica

EE.UU. anuncia que recorta cientos de millones de dólares de ayuda destinada a Guatemala, Honduras y El Salvador hasta que estos reduzcan la inmigración ilegal.

Washington no brindará “fondos nuevos” a las tres naciones centroamericanas hasta que reduzcan el número de migrantes que cruzan la frontera hacia Estados Unidos, según ha dado a conocer este lunes Morgan Ortagus, portavoz del Departamento de Estado del país norteamericano.

“Esto concuerda con la dirección del presidente (Donald Trump) y con el reconocimiento de que es crítico que haya suficiente voluntad política en estos países para encarar el problema en su origen”, ha señalado Ortagus en una rueda de prensa.

En este sentido, los asesores del Congreso estadounidense han afirmado que la Casa Blanca les había comunicado que reprogramaría 370 millones de dólares en ayuda a Centroamérica —cifra aprobada en el Legislativo para el año fiscal 2018— y que suspendería 180 millones de dólares más del año fiscal 2017, conforme ha informado la agencia de noticias británica Reuters.

El reciente anuncio de Washington llega después de que el inquilino de la Casa Blanca diera a conocer en marzo su intención de reducir la ayuda a los países aludidos, bajo el pretexto de la inacción de las autoridades centroamericanas para poner freno al flujo migratorio hacia la frontera de México con Estados Unidos.

La medida de Departamento de Estado de EE.UU. va a generar posiblemente una dura oposición del Congreso, en particular de los demócratas, quienes se han mostrado a favor de la necesidad de destinar ayuda a los países centroamericanos con el objetivo de atajar la violencia y falta de oportunidades que ha generado una creciente migración.

El politólogo Noam Chomsky asegura que el creciente flujo de caravanas de centroamericanos que se dirigen hacia EE.UU., tiene su origen en la miseria, la violencia y otros horrores de los que Washington es responsable.


Etiquetas: