Adicción peligrosa al carbón en Australia

  10 Junio 2019    Leído: 430
Adicción peligrosa al carbón en Australia

La apertura de la mayor mina del mundo en Queensland, con una capacidad de producción de 28 millones de toneladas, podría destruir la Gran Barrera de Coral

Australia es uno de los países más ricos del mundo, con una población de 25 millones, genera un producto bruto de 1.227.290 millones de euros. El PBI per cápita en 2018 fue de 48.764 euros, lo que justifica que Australia constantemente aparezca en el top 10 de la mayoría de los índices de mejores países con calidad de vida.

Sin embargo, en los últimos años han aparecido señales que preocupan a muchos analistas, entre ellos el altísimo grado de endeudamiento de las familias australianas, y la caída de los precios de los productos de la principal industria exportadora de Australia, la minería.

Así que cuando una empresa de origen Indio llamada Adani le propone al Gobierno crear la mina de carbón más grande del mundo en Queensland (uno de los seis estados que integran Australia) en el 2010, el Ejecutivo federal no duda en apoyar la propuesta.

Al Gobierno federal parece no importarle el impacto de esta mina en la producción de CO2 o el consumo de agua del río Belyando o la posibilidad de destruir la joya del turismo australiano, la Gran Barrera de Coral, ya que el puerto de Abbot Point debería expandirse para enviar por barco a India los 28 millones de toneladas de carbón producidos.

Las organizaciones ambientalistas intentan detener este proyecto desde hace 8 años. Algunas pequeñas batallas legales fueron ganadas, como la paralización temporal del proyecto por el impacto a varios animales que podrían extinguirse, ya que solo habitan en esa zona, y la presión en los bancos para no prestar dinero a este proyecto.

Debido a que ningún banco ofreció financiación, Adani anunció que financiará internamente su proyecto, aunque reduciendo la inversión más de un 80% (y en consecuencia el tamaño y producción de la mina).

Sin embargo, el proyecto avanza y cuenta con el apoyo de la población de Queensland, ya que Adani promete la creación de empleos en esa zona. El Gobierno federal, para justificar su apoyo al proyecto, anunció que la empresa creará 10.000 empleos. Pero, Adani públicamente ha dicho que esta cifra no es correcta, ya que no dará empleo a más de 1.500 personas.

Dudas

Existen también muchas dudas sobre la viabilidad económica de esta mina, ya que la demanda del carbón para producir energía es cada vez menor. Por este motivo, existe la posibilidad de que el Gobierno tenga que subsidiar parte de este proyecto o los proyectos relacionados como la expansión del puerto de Abbot Point o la línea de tren del Galilee Basin, necesarios para transportar el carbón producido.

 

El próximo 16 de junio es probable que Adani sea autorizada a comenzar operaciones, ya que el gobierno de Queensland se ha autoimpuesto esta fecha para tomar la decisión.

Todo parece indicar que, finalmente, Adani tendrá luz verde para comenzar.

lavanguardia


Etiquetas: Australia