Enrique Iglesias asesorará a UE y Grupo de Contacto para promover una solución pacífica en Venezuela

  28 Mayo 2019    Leído: 680
 Enrique Iglesias asesorará a UE y Grupo de Contacto para promover una solución pacífica en Venezuela

La Alta Representante de Política Exterior y de Seguridad Común de la UE, Federica Mogherini, ha nombrado este martes al exsecretario general iberoamericano Enrique Iglesias como su asesor personal para ayudar a la Unión Europea y al Grupo de Contacto Internacional.

(GCI) a promover una solución "pacífica" y "democrática" a la crisis venezolana.

"El señor Iglesias apoyará el trabajo de la UE y del GCI para ayudar a promover una solución pacífica, democrática a la crisis en Venezuela a través de elecciones libres y justas", ha informado el servicio diplomático europeo en un comunicado.

El exsecretario general iberoamericano, que también ha ejercido de ministro de Exteriores uruguayo y fue presidente del Banco de Desarrollo Interamericano, "dará asesoramiento a la Alta Representante y al GCI sobre los pasos que se podrían dar para trabajar hacia estos objetivos" y también "se implicará" en los contactos con "actores relevantes en Venezuela y actores internacionales y regionales".

El nombramiento del economista con doble nacionalidad española-uruguaya como "asesor especial para Venezuela" de Mogherini "ayudará a una implicación política y diplomática reforzadas" y refleja "el compromiso firme de la Unión Europea de contribuir a una solución pacífica y democrática a la crisis venezolana".

La UE abanderó el Grupo de Contacto, en el que participan España, Francia, Alemania, Italia, Portugal, Suecia, Países Bajos y Reino Unido, por parte europea, así como Ecuador, Costa Rica, Uruguay y Bolivia en representación de la región, con el doble objetivo de facilitar las condiciones mínimas para avanzar en unas nuevas elecciones presidenciales con todas las garantías y la ayuda humanitaria sobre el terreno.

La liberación de los presos políticos y el levantamiento de la inhabilitación política que pesa sobre líderes de la oposición como el propio Juan Guaidó o Leopoldo López formarían parte de las condiciones mínimas para garantizar la celebración de elecciones presidenciales libres y justas, que el Gobierno de Maduro de momento sigue sin aceptar.

El grupo de contacto internacional ha reclamado "una 'hoja de ruta' acordada" entre "todos los actores relevantes" que permita la reinstitucionalización de organismos "clave" como el Consejo Nacional Electoral y el Tribunal Supremo, así como "garantías" para que puedan participar "todos" los candidatos y partidos políticos en las elecciones, una actualización "completa" del registro de votantes y una modificación de la ley electoral para permitir el despliegue de observadores internacionales.

Una misión de alto nivel política del Grupo de Contacto Internacional se reunió en Caracas con Maduro y Guaidó el pasado 16 de mayo a fin de discutir propuestas concretas para tratar de salir de la crisis aunque de momento no hay señales de ningún movimiento para avanzar en nuevas elecciones presidenciales, cuya celebración la Asamblea Nacional vería factible en un plazo de entre ocho y diez meses siempre y cuando Maduro abandone antes el poder. El Gobierno de Maduro rechaza en todo caso que se impongan condiciones previas.

El grupo promovido por la UE, que excluye ningún tipo de mediación por su parte, sí ha ofrecido "apoyo" al diálogo que han entablado el Gobierno de Nicolás Maduro y la oposición liderada por el presidente encargado Juan Guaidó, en Oslo.

El grupo, que espera reunirse el próximo 3 de junio en Nueva York con representantes del Grupo de Lima, estaría dispuesto a ayudar en la aplicación de los posibles acuerdos que puedan emerger en Oslo si lo piden las partes.


Etiquetas: