McCain regresa al Capitolio de EEUU por última vez y sus colegas lo despiden

  01 Septiembre 2018    Leído: 417
McCain regresa al Capitolio de EEUU por última vez y sus colegas lo despiden

Miles de estadounidenses rindieron este viernes homenaje al fallecido ícono nacional John McCain, cuyos restos permanecerán hasta el domingo en el Capitolio como parte de los homenajes iniciados hace dos días para despedir al héroe de guerra devenido en político.

Cientos de miembros del Congreso, incluidos sus 99 colegas del Senado, asistieron a la ceremonia que se estaba realizando en la rotonda del Capitolio, un honor que se le ha otorgado solo a 30 estadounidenses a lo largo de la historia del país.

Miles de personas hicieron fila fuera del Capitolio durante horas, muchas sosteniendo sombrillas para protegerse del sol, esperando su oportunidad de honrar a un patriota.

Pero el presidente Donald Trump, quien se enemistó amargamente con el senador, estuvo notoriamente ausente.

En su lugar asistió el vicepresidente, Mike Pence, junto con otros representantes del gobierno federal como el secretario de Defensa, Jim Mattis, y el Asesor de Seguridad Nacional, John Bolton.

"Llena profundamente de humildad pararse ante ustedes hoy en el Capitolio de los Estados Unidos para conmemorar la vida y el servicio de un patriota estadounidense, el senador John McCain", dijo Pence.

"El presidente me pidió que estuviera aquí, en nombre de una nación agradecida, para pagar una deuda de honor y respeto a un hombre que sirvió a su país durante toda su vida, con uniforme y en la vida pública", agregó.

Los servicios fúnebres a McCain, quien por meses planeó su despedida antes de morir el sábado a los 81 años tras batallar un año contra el cáncer, son vistos por muchos como una especie de reprimenda hacia Trump, cuyo abierto desdén por McCain ha alarmado a muchos.

Su amarga disputa surgió durante la campaña electoral de 2016, cuando Trump dijo que McCain no era un héroe de guerra.

El presidente no fue invitado al funeral ni al entierro, y McCain dio un último golpe a Trump en un mensaje de despedida a la nación, entregado póstumamente el lunes, en el que advierte contra "confundir nuestro patriotismo con rivalidades tribales".

Trump se mostró inusualmente callado en la Casa Blanca el viernes, no tuiteó durante la ceremonia de McCain, y luego partió para un evento político en Carolina del Norte.

Mike Holy, un veterano de la guerra de Vietnam que lucía un botón de Hillary Clinton, dijo a la AFP: "Quería presentar mis respetos a John McCain".

"Creo que McCain expresaba una opinión legítima de que no quería a nadie así, con la boca grande pero sin sustancia", dijo el hombre de 67 años.

 Última vez en Washington 

Los restos de McCain fueron trasladados por un avión militar a Washington el jueves desde Arizona, el Estado que ha representado en el Congreso desde su primera elección en 1982.

La ceremonia en el Congreso incluye un servicio el sábado en el que los expresidentes George W. Bush y Barack Obama -un republicano y un demócrata que pusieron fin a los sueños de McCain de llegar a la Casa Blanca- pronunciarán discursos fúnebres.

Justo antes de las 15H00 GMT del viernes, una guardia de honor militar cargó con solemnidad el ataúd con los restos del senador cubierto por la bandera de Estados Unidos por las escaleras del Capitolio.

Los asistentes, de traje oscuro, se mantuvieron a una distancia prudente de un catafalco vacío –utilizado por primera vez para honrar al asesinado presidente Abraham Lincoln en 1865- mientras la guardia de honor posicionó lentamente el féretro sobre la estructura de madera.

Entre los invitados estaba el exsecretario de Estado Henry Kissinger, de 95 años y en silla de ruedas; el actor Warren Beatty, amigo de McCain, y el exsenador Joe Lieberman, quien en 2008 estuvo cerca de convertirse en su compañero de fórmula.

El expiloto naval que pasó más de cinco años como prisionero de guerra en Vietnam y regresó a casa para iniciar una extensa carrera política que lo llevó a ganar la nominación presidencial republicana en 2008, será enterrado el domingo en la Academia Naval en Annapolis, Maryland.

"John McCain fue un gigante de nuestro tiempo, no solo por las cosas que consiguió, sino por quién fue y por lo que luchó toda su vida", dijo el jueves el presidente de la Cámara de Representantes, el republicano Paul Ryan.

McCain "fue un patriota y sirvió a nuestro país toda su vida. Lo vamos a extrañar", tuiteó el senador Bob Corker, quien al igual que McCain ha sido un crítico del presidente Donald Trump.

La viuda de McCain, Cindy, y sus siete hijos, junto con su madre de 106 años Roberta McCain, quien confirmó su presencia en la víspera de la ceremonia, estuvieron presentes en el funeral junto con su personal, gobernadores estatales, diplomáticos y otros dignatarios.

El exvicepresidente demócrata Joe Biden pronunció un entusiasta elogio de su amigo en una ceremonia en Phoenix, describiendo al hijo adoptivo de Arizona como un "hermano" y un "gigante" cuya creencia en el alma de Estados Unidos ayudó a darles a los ciudadanos su confianza y optimismo.
AFP / SAUL LOEBCindy McCain, la viuda del senador John McCain, acompañada por el secretario de Defensa James Mattis el 30 de agosto de 2018 al llegar a la base aérea Andrews, en Maryland
Biden habló de los valores de "equidad, honestidad, dignidad, respeto, sin dar lugar al odio, sin dejar a nadie atrás y entendiendo que como estadounidenses, somos parte de algo mucho más grande que nosotros mismos".

Las palabras de Biden parecieron marcar un contraste entre la integridad demostrada por McCain y la división política que marca el gobierno de Trump.

AFP.com


Etiquetas: