EEUU echa más sanciones al fuego económico iraní

  08 Agosto 2018    Leído: 596
EEUU echa más sanciones al fuego económico iraní

El presidente norteamericano, Donald Trump, anunció que EEUU restablecerá a partir del 7 de agosto la primera parte de las sanciones a Irán. Al emprender un paso así, ¿ganará Washington más beneficios o solamente echará más leña al fuego?

Sputnik abordó el tema de las sanciones reimpuestas a Teherán con el profesor del Departamento de Economía de Oriente Medio de la Universidad Brandeis, Nader Habibi.

— En su opinión, ¿quién se beneficiará más de las sanciones estadounidenses recientemente restauradas contra la economía iraní?


— Obviamente, Irán sufrirá las mayores pérdidas. Creo que este paso tendrá consecuencias negativas para los países que han establecido relaciones comerciales y de inversión con Irán, incluidas varias empresas estadounidenses. En cuanto a quién se beneficiará de este [paso], me parece que esta iniciativa no tiene ningún significado en el ámbito de la economía. Por supuesto, EEUU tenía ciertos objetivos geopolíticos en la región, que se utilizaron para justificar el levantamiento y la imposición unilateral de sanciones.

— ¿Cómo afectarán estas sanciones, así como las restricciones que entrarán en vigor en noviembre, a los socios comerciales y clientes de Irán?

— Tras la firma del Plan de Acción Integral Conjunto muchos países europeos, así como Rusia y China, comenzaron a interactuar con Irán en aquellas áreas donde las inversiones extranjeras no habían llegado antes. Por ejemplo, muchas empresas europeas que trabajan en la industria petrolera, como Total, abrieron sucursales en Irán y varias empresas rusas, europeas, chinas y coreanas hicieron lo mismo. Las empresas que han acordado cooperar con Irán ahora están preocupadas por que si continúan [cooperando], entonces serán castigadas por Washington, es su inversión en Irán la que se ha vuelto inútil, y como resultado, sufrirán pérdidas. Los socios de Irán en la industria de la extracción de oro se ven obligados a restringir la cooperación con el Estado debido a la presión de EEUU. Irán maneja una cantidad significativa de las importaciones, y si Estados Unidos reanuda las sanciones financieras contra Irán, los Estados que exportan a Irán sufrirán.

 — Anteriormente, Irán anunció la flexibilización del sistema de regulación monetaria, que permitirá la compra y venta de monedas libremente convertibles para el comercio exterior. ¿Cómo puede cambiar la situación este paso por parte del gobierno iraní? ¿Ayudará a reducir las consecuencias de las sanciones de EEUU y por qué?


— Tras la salida de EEUU del acuerdo nuclear, el mercado de divisas iraní se vio obligado a detener sus actividades, y la moneda nacional de Irán se depreció significativamente. El Gobierno ha tomado una serie de medidas restrictivas, que incluyen castigar a las personas que compraron las monedas libremente convertibles en mayo, junio y julio. Estas medidas no ayudaron, la moneda iraní siguió cayendo frente al dólar, por lo que se decidió crear un mercado secundario. Dado que el riesgo de una disminución significativa en los ingresos petroleros de Irán permanece, la gente seguirá teniendo miedo de mantener el dinero en el rial, y los convertirán en metales preciosos o los invertirán. Por lo tanto, es obvio que el mercado secundario creará transparencia, pero en sí mismo no afectará la cuestión del temor a la inflación.

— ¿Cómo afectará esto a Irán a nivel nacional? ¿Puede este paso llevar a un mayor apoyo de las autoridades iraníes?


— La economía sufrió a causa de las tasas financieras y el colapso del tipo de cambio, ya que la política interna está estrechamente relacionada con la tasa del rial —la moneda oficial iraní—. Y el hecho de que la tasa bajara en más del 50% causó un daño significativo [a la política interna]. Existe el temor de que ahora, cuando todas las inversiones extranjeras se congelen en noviembre, los ingresos de la producción petrolera sufrirán mucho a causa de las sanciones estadounidenses. Todos estos factores ejercerán una presión adicional sobre la economía iraní. El Gobierno está tratando de proteger a la economía tanto como sea posible, y los países europeos están tratando de fomentar la inversión en Irán, pero es la política interna del Estado la que está sufriendo, la gente está hablando de un Gobierno ineficiente. Hablan más de la política económica mediocre que de la reanudación de las sanciones, debido a que los medios de comunicación han puesto de manifiesto una serie de violaciones y abusos de recursos financieros estatales muy graves, que a su vez afectó la opinión pública sobre quién tiene la culpa de la difícil situación económica actual del Estado.

— Según el secretario de Estado de EEUU, Mike Pompeo, para que Washington cancele su decisión de reanudar las sanciones, Teherán debe reconsiderar su curso político. Esto es exactamente lo que quiere EEUU, ¿pueden imponer su deseo a Irán?

— Los estadounidenses lo encuentran difícil porque muchos países se resisten. Por ejemplo, están llevando a cabo negociaciones muy serias con China, exigiendo que Pekín reduzca las exportaciones de petróleo. Sin embargo, más recientemente, el Gobierno chino ha dicho que no lo hará. Ellos [los EEUU] también le pidieron a Turquía que se uniera a las sanciones, pero el Gobierno turco también se negó.

 


Etiquetas: EEUU   İran