La fresa otomana que encontró los clientes antes de entrar en el mercado dio los primeros productos

  15 Mayo 2018    Leído: 1021
La fresa otomana que encontró los clientes antes de entrar en el mercado dio los primeros productos

La fresa otomana que se hizo famosa como una variación original entrando en interacción con la fresa negra nativa en la tierra de castaño en la zona, no se produce en proporción deseada.

La fresa otomana en la provincia Ereğli de Zonguldak se crece por los 8-10 productores en 3 pueblos.

Un kilo se vende por 30 liras

La fresa otomana en los meses de mayo y junio se recoge con gran esmero a las primeras horas de la mañana. Llama la atención de muchos sectores desde la cosmética hasta la alimentación con su color y aroma. Un kilo de fresa se vende por 30 liras.

El presidente de la Fundación de la Extensión y la Protección de los Productores de la Fresa otomana, Şaban Çetinkaya señaló que en el proceso próximo aumentará la producción.

Hay demanda desde el extranjero

Çetinktaya dijo que este año espera un cultivo de más de 1 tonelada de la fresa otomana y añadió:

“Comenzó el tiempo de cosecha de la fresa otomana. Maduraron nuestras frutas. Nuestras frutas maduradas se pusieron a la venta por nuestros clientes determinados de antemano. Por esta razón también es una muestra de que hay una demanda intensa. Aumentan cada vez más estas demandas. Hay consumidores que alcanzan a nosotros  de las ciudades de nuestro país pero no podemos responder a la demanda. Hay mucha demanda del sector de alimentación, los mercados de Estambul, Ankara, a veces hay los que quieren desde el extranjero”. TRT


Etiquetas: