Esta pareja gana 167.000 euros al año por viajar a lugares de ensueño

  31 Diciembre 2017    Leído: 377
Esta pareja gana 167.000 euros al año por viajar a lugares de ensueño
Collette y Scott Stohler tienen el mejor trabajo del mundo. Les basta viajar por todo el mundo y publicar vídeos, posts y fotos de estos viajes en redes sociales como Instagram, donde se llaman @Roamaroo. Por ello se embolsan 200.000 dólares anuales (alrededor de 167.450 euros), según informa BBC.

Fotos de ensueño para cualquiera rodeados de paisajes espectaculares, aunque Collette puntualiza a la BBC que no todo es tan glamuroso como se ve en las imágenes ya que muchas veces "solo estamos en una determinada playa para hacer esa foto".

El número de 'influencers' en redes sociales como Instagram no para de crecer y las grandes empresas tratan de aprovecharse de su imagen. Existen webs que calculan cuánto ganaría cualquier persona por sus fotos de Instagram, y en algunos casos las cantidades están por encima de los que muchos piensan ya que no hacen falta millones de seguidores para ganar dinero, y el caso de Collette y Scott, que suman importantes ganancias anuales con poco más de 100.000 seguidores.

Aún así, lo cierto es que no cualquiera puede ganarse la vida subiendo fotos a Instagram exclusivamente ya que, como señala Philip Trippenbach, responsable de marketing de Edelman, solo a esto llega un reducido grupo.

El costo medio de una publicación patrocinada en estos casos ronda los 300 dólares, según Adweek, aunque los hay que superan esta cifra de largo. Collette y Scott (30 y 34 años) tienen su residencia en Los Ángeles y cobran alrededor de 2.000 por publicación.

"Esto no ocurre solo, tienes que ser rápido y vender tu publicaciones a toda prisa. De cada 50 que intentamos vender, nos compran dos, que luego colgamos. No es sencillo", cuenta Scott, que antes trabajaba como gerente y productor de anuncios junto a su pareja, Collette.

Hace un par de años lanzaron Roamaroo tras terminar un largo viaje por todo el mundo que duró siete meses, comprobaron que su número de seguidores en Instagram había crecido considerablemente por lo que vieron oportunidad de negocio en intentar buscar patrocinios para sus publicaciones. Apostaron por ello y la cosa salió muy bien. Hoy ya trabajan para agencias de turismo, grupos hoteleros y otras marcas, a las que ayudan a documentar y planificar escapadas turísticas.

20minutos.es

Etiquetas: