Declaración de la 3ª Conferencia Internacional sobre la Mitigación del Impacto Ambiental de las Minas Terrestres

  01 Junio 2024    Leído: 1344
 Declaración de la 3ª Conferencia Internacional sobre la Mitigación del Impacto Ambiental de las Minas Terrestres

La Declaración de la 3ª conferencia internacional sobre "Mitigación del impacto ambiental de las minas terrestres: Movilización de Recursos para un Futuro Seguro y Verde", celebrada en Zangilan y Bakú, fue adoptada.

AzVision.az presenta la Declaración.

"Nosotros, los participantes de la 3ª Conferencia Internacional sobre Acción contra las Minas celebrada los días 30 y 31 de mayo de 2024 en Zangilan y Bakú, Azerbaiyán, nos hemos reunido y deliberado sobre la mitigación del impacto ambiental de las minas terrestres y la movilización de recursos para un futuro seguro y verde. A este respecto

Nosotros,

Expresando nuestra profunda preocupación por el impacto devastador e indiscriminado de las minas terrestres y los restos explosivos de guerra, que siguen matando, mutilando y traumatizando a civiles, incluidos niños, mujeres y otros no combatientes;

Reconociendo que la contaminación por minas terrestres ejerce un impacto sobre el medio ambiente, por lo que es fundamental prevenir y mitigar los posibles efectos negativos de la contaminación por minas terrestres a través de medidas adecuadas y respetuosas con el medio ambiente;

Reconociendo que el cambio climático afecta negativamente a los esfuerzos para mitigar las amenazas de artefactos explosivos;

Compartiendo los principios y valores de los instrumentos jurídicos internacionales existentes que regulan o prohíben el uso de minas terrestres, municiones en racimo y otros restos explosivos de guerra, al tiempo que animan a todos a tomar medidas para la adhesión formal a estos instrumentos, incluida la Convención sobre la prohibición del empleo, almacenamiento, producción y transferencia de minas antipersonal y sobre su destrucción ("Convención de Ottawa") y la Convención sobre Municiones en Racimo ("Convención de Oslo");

Recordando la Resolución n.º 2365 (2017), de 30 de junio de 2017, del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas y todas sus resoluciones anteriores sobre la acción contra las minas;

Recordando asimismo la resolución n.º 78/70 de 7 de diciembre de 2023 de la Asamblea General de las Naciones Unidas y todas sus resoluciones anteriores sobre la asistencia en la acción contra las minas,

Acogiendo con satisfacción la resolución de la UNESCO titulada "Impacto de las minas terrestres en los bienes culturales", adoptada en la decimoquinta reunión (2023) de las Altas Partes Contratantes de la Convención de La Haya de 1954 para la protección de los bienes culturales en caso de conflicto armado;

Tomando nota del informe del secretario general de las Naciones Unidas titulado "Asistencia para las actividades relativas a las minas" nº A/78/259, publicado el 31 de julio de 2023, en el que se reconoce el nexo exacerbante entre la contaminación por minas terrestres y el cambio climático;

Tomando nota de la Estrategia de las Naciones Unidas para la Acción contra las Minas y de la Política de las Naciones Unidas sobre Asistencia a las Víctimas en la Acción contra las Minas;

Tomando nota de la Norma Internacional para la Acción contra las Minas IMAS 07.13 "Gestión medioambiental en la acción contra las minas";

Elogiando las anteriores Conferencias Internacionales sobre Acción contra las Minas celebradas en Azerbaiyán en 2022 y 2023 y sus documentos finales;

Expresando su preocupación por las graves y duraderas consecuencias sociales y económicas de las minas terrestres y los restos explosivos de guerra para la población civil;

Destacando que la acción contra las minas sigue siendo una valiosa medida de fomento de la confianza en el proceso de consolidación de la paz;

1. Hacer un llamamiento a la integración de los aspectos medioambientales del desminado humanitario en los esfuerzos de acción contra las minas;

2. Invitar a todos los Estados y demás partes interesadas que estén en condiciones de hacerlo a que apoyen la acción contra las minas en todos sus pilares, muy especialmente en la asistencia a las víctimas de las minas, el desminado y la educación sobre los riesgos, asignando recursos suficientes y apropiados, incluida la asistencia técnica, financiera y material, la formación, y fomentando la investigación y el desarrollo de técnicas y tecnologías de acción contra las minas;

3. Subrayar la urgente necesidad de adoptar medidas globales para prevenir nuevas víctimas de las minas terrestres y los restos explosivos de guerra (REG) y prestar un apoyo sólido a las víctimas de las minas, que incluya atención médica, rehabilitación y reintegración en la sociedad, e instar a los Estados y a las organizaciones pertinentes a que asignen recursos y conocimientos especializados a estos esfuerzos;

4. Pedir a las conferencias de las Naciones Unidas sobre el clima que reconozcan y aborden el impacto medioambiental de las minas terrestres y los restos explosivos de guerra incluyendo la acción contra las minas en los debates y políticas sobre mitigación del cambio climático, adaptación y resiliencia, garantizando la integración de la retirada de minas y el uso sostenible tras la liberación de tierras en las estrategias medioambientales nacionales e internacionales, y asignando recursos para ese ámbito;

5. Destacar la importancia de la integración de la acción contra las minas en el proceso de la Agenda 2030 y recomendar la consideración de esta cuestión en la Cumbre del Futuro que se celebrará a finales de este año;

6. Pedir a los Estados y a las partes interesadas pertinentes que mejoren la cooperación mediante el intercambio de conocimientos, experiencias y tecnología; a este respecto, acogemos con satisfacción la declaración de intenciones firmada entre la República de Azerbaiyán y el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) para establecer un Centro de Excelencia sobre Capacitación en Actividades relativas a las Minas;

7. Instamos a los Estados miembros de las Naciones Unidas a que cumplan sus respectivas obligaciones internacionales relacionadas con la acción contra las minas, incluidas las relativas al intercambio de informaci 8. Pedir la continuación de los esfuerzos de los Estados y de las organizaciones pertinentes para apoyar la creación y el desarrollo de capacidades nacionales de acción contra las minas en los países en los que las minas y los REG constituyen una grave amenaza para la población civil y un impedimento para el medio ambiente, la seguridad alimentaria y el desarrollo social y económico en general;

9. Hacer un llamamiento a los Estados afectados y a los organismos de las Naciones Unidas y organizaciones e instituciones regionales pertinentes, así como a las ONG que participan en la acción contra las minas, para que incorporen de forma proactiva el aspecto medioambiental de la acción contra las minas a fin de movilizar esfuerzos y soluciones para mitigar los efectos adversos de la contaminación y la remoción de minas terrestres y fomentar el uso sostenible y ecológicamente responsable de la tierra tras la remoción;

10. Expresamos nuestra gratitud al Gobierno de la República de Azerbaiyán por su generoso apoyo y excelente hospitalidad en la celebración de esta conferencia. Asimismo, expresamos nuestra solidaridad con Azerbaiyán -así como con todos los países afectados por las minas- a la hora de abordar su inmenso problema de minas y hacemos un llamamiento a la comunidad internacional para que apoye los esfuerzos humanitarios de Azerbaiyán en materia de acción contra las minas;

11. Extendemos nuestros deseos de éxito a Azerbaiyán en su presidencia de la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático de 2024 (CMNUCC COP 29)."ón sobre la localización de minas terrestres;


Etiquetas:


Noticias