La Defensora del Pueblo de Azerbaiyán difunde una declaración con motivo del 31 de marzo - Día del Genocidio de Azerbaiyanos

  29 Marzo 2024    Leído: 799
 La Defensora del Pueblo de Azerbaiyán difunde una declaración con motivo del 31 de marzo - Día del Genocidio de Azerbaiyanos

La comisionada para los Derechos Humanos de la República de Azerbaiyán (Defensora del Pueblo) Sabina Aliyeva ha emitido una declaración el 31 de marzo - Día del Genocidio de Azerbaiyanos.

La declaración dice que a lo largo de la historia nuestros compatriotas han sido repetidamente objeto de limpieza étnica selectiva, genocidio y deportación por parte de Armenia.

El documento señala además: "Uno de los más terribles genocidios cometidos contra nuestro pueblo tuvo lugar en marzo-abril de 1918, y este sangriento crimen está inscrito en la historia de Azerbaiyán como el genocidio del 31 de marzo.

Durante el genocidio fueron quemadas y saqueadas 110 aldeas del distrito de Shamakhi, más de 150 aldeas de Karabaj, 115 aldeas del distrito de Zangazur, 98 aldeas de la provincia de Kars, 167 aldeas del distrito de Guba y sus habitantes fueron brutalmente asesinados. 35 de estos pueblos fueron borrados de la faz de la tierra. En la ciudad de Irevan y sus alrededores, en la antigua tierra azerbaiyana, 199 aldeas fueron destruidas, 132 mil azerbaiyanos fueron asesinados.

Alrededor de 16 mil personas fueron asesinadas sólo en el distrito de Guba. La presencia de numerosos hechos relacionados con la violencia física sobre los restos humanos en la fosa común descubierta en 2007 en las excavaciones realizadas durante las obras de construcción en la ciudad de Guba confirma claramente el hecho del genocidio y las acciones inhumanas cometidas por los armenios contra nuestro pueblo en 1918.

Cabe señalar que los crímenes de genocidio cometidos contra los azerbaiyanos en diferentes períodos de la historia, incluido el genocidio del 31 de marzo, se demuestran con hechos con el tiempo. Un ejemplo es el reciente descubrimiento de despojos de personas torturadas y asesinadas de diversas formas en fosas comunes en el pueblo de Edilli del distrito de Khojavand, las ciudades de Aghdam y Shusha, así como en Joyalí y otras tierras liberadas de la ocupación.

Los crímenes de genocidio se basaron en una política centenaria de odio acérrimo hacia los azerbaiyanos y en reivindicaciones territoriales injustificadas. Estas reivindicaciones se intensificaron a finales del siglo pasado, como resultado de lo cual cientos de miles de nuestros compatriotas fueron deportados del territorio de la actual Armenia, y el veinte por ciento de las tierras azerbaiyanas reconocidas internacionalmente fueron ocupadas por ese país.

Como resultado de la Guerra Patria que comenzó el 27 de septiembre de 2020 y duró 44 días, así como de las medidas antiterroristas locales llevadas a cabo en septiembre de 2023, las tierras azerbaiyanas que Armenia había mantenido bajo ocupación durante casi treinta años fueron liberadas, la integridad territorial y la soberanía de Azerbaiyán fueron plenamente restauradas y se restableció la justicia histórica.

Tras la vuelta al poder de Heydar Aliyev, el líder nacional del pueblo azerbaiyano fue posible llamar la atención del mundo sobre los brutales sucesos del genocidio cometido por los nacionalistas armenios contra los azerbaiyanos a principios del siglo pasado y valorar política y jurídicamente esta cuestión.

En virtud del decreto del gran líder Heydar Aliyev "Sobre el genocidio de los azerbaiyanos", de fecha 26 de marzo de 1998, el 31 de marzo fue declarado Día del Genocidio de los Azerbaiyanos, con el fin de realizar una evaluación político-jurídica de los actos de genocidio, se dio un impulso a la realización de los estudios pertinentes, la ampliación de los esfuerzos para investigar los hechos.

Lamentablemente, a nivel internacional todavía no existe una posición justa sobre los hechos de genocidio cometidos a lo largo de la historia con especial crueldad hacia nuestros compatriotas por motivos étnicos.

La comunidad mundial y las organizaciones internacionales deberían reconocer este terrible crimen contra los azerbaiyanos cometido en 1918 como un acto de genocidio a nivel internacional, y no deberían permanecer indiferentes ante los crímenes cometidos contra nuestros compatriotas a lo largo de la historia, para que tales hechos no se repitan en el futuro".

Cabe señalar que la declaración fue enviada al secretario general de las Naciones Unidas, al Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, al alto comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, al alto comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados, al Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas, a los responsables de UNICEF, de la UNESCO, de la Unión Europea, del Consejo de Europa, de la OSCE, de los Institutos Internacional y Europeo de la Comisionada para los Derechos Humanos, de la Asociación de Defensores del Pueblo Asiáticos, de la Asociación de Defensores del Pueblo e Institutos Nacionales de Derechos Humanos de los Estados Túrquicos, de la Organización de Cooperación Islámica y de la Asociación de Defensores del Pueblo de los Estados miembros de esta organización.


Etiquetas:


Noticias