Azerbaiyán se pronuncia sobre la conferencia conjunta UE-Armenia-EE.UU.

  27 Marzo 2024    Leído: 471
 Azerbaiyán se pronuncia sobre la conferencia conjunta UE-Armenia-EE.UU.

"Como es bien sabido, la parte azerbaiyana en numerosas ocasiones ha expresado claramente su posición sobre ciertos enfoques y acciones hacia nuestra región por parte de la Unión Europea, y en particular de algunos de sus Estados miembros", afirmó el portavoz del MAE, Aykhan Hajizada, en respuesta a la investigación de los medios sobre la conferencia conjunta UE-Armenia-EE.UU. que se celebrará el 5 de abril de 2024 en Bruselas, informa AzVision.az citando al Ministerio.

El hecho es que el proceso de paz en curso entre Azerbaiyán y Armenia fue iniciado por la parte azerbaiyana, donde siempre ha demostrado una postura constructiva en todas las cuestiones de la normalización posterior al conflicto. Además, durante la reunión cuadrilateral de Praga del 6 de octubre de 2022, se pidió a la parte azerbaiyana que diera su consentimiento para el despliegue a corto plazo de una Capacidad de Vigilancia de la UE (EUMCAP), compuesta por 40 expertos civiles de vigilancia de la UE, a lo largo del lado armenio de la frontera no delimitada, que se suponía contribuiría a fomentar la confianza entre Azerbaiyán y Armenia.

Desgraciadamente, tras un mandato inicial de dos meses, sin el acuerdo de Azerbaiyán, la EUMCAP se transformó en la Misión de la UE en Armenia (EUMA), con una ampliación significativa del mandato y un número mucho mayor de observadores.

Desde entonces, la Misión se ha utilizado activamente como herramienta de propaganda antiazerbaiyana. Además, con la incorporación de Canadá a la EUMA, ésta se asemeja de facto a una misión de la OTAN. Esto también ha ido acompañado de las declaraciones que califican a la EUMA de fuerza de disuasión y crean la ilusión de una posible intervención de Azerbaiyán, que carece de todo fundamento.

Por ello, se instó a la UE a tomar todas las medidas necesarias con vistas a garantizar que la EUMA actúe estrictamente como una misión neutral, civil y desarmada, en consonancia con su mandato declarado, y se abstenga de cualquier actividad que atente contra la soberanía y la integridad territorial de Azerbaiyán, o afecte de cualquier otro modo a sus legítimos intereses de seguridad.

Otro motivo de preocupación es la campaña dirigida por Francia para militarizar Armenia, que también incluye nuevas promesas de mayores suministros militares (incluidos tipos de armas letales y ofensivas).

Otro Estado miembro de la UE, Grecia, ha hecho recientemente declaraciones sobre la profundización de la cooperación militar con Armenia. Además, los planes de proporcionar ayuda militar a Armenia en el marco del Fondo Europeo para la Paz y los informes de que la reunión del 5 de abril prevé componentes militares causan más preocupación y socavan los esfuerzos de consolidación de la paz en la región.

Curiosamente, siendo víctima de una agresión armada, ocupación y limpieza étnica durante casi 30 años, e incluso con cuatro resoluciones del Consejo de Seguridad de la ONU exigiendo la retirada inmediata, completa e incondicional de las fuerzas de ocupación armenias, Azerbaiyán nunca ha recibido este tipo de apoyo incondicional por parte de la UE y Estados Unidos.

Tales acciones por parte de la UE y EE.UU. tienen claramente un carácter unilateral y sesgado, y se basan en un enfoque de doble rasero. La mencionada conferencia no se desarrolla de forma totalmente transparente, carece de inclusividad regional y es contraria a la promoción de la tan necesaria creación de confianza y a la integridad en la región. Crea nuevas líneas divisorias y las llamadas esferas de influencia en la región, en lugar de animar a la parte armenia a negociar de buena fe.

Dado el estado de ánimo revanchista en Armenia, una manifestación pública tan abiertamente proarmenia por parte de Washington y Bruselas podría crear una peligrosa ilusión en Armenia de que la UE y Estados Unidos van a apoyar a Armenia en sus posibles nuevas provocaciones contra Azerbaiyán. En tal caso, la UE y los EE.UU. compartirán la responsabilidad de cualquier posible acción desestabilizadora por parte de Armenia.

Una vez más, hacemos un llamamiento a todas las partes para que se abstengan de tomar medidas contraproducentes para los esfuerzos de paz y que puedan desencadenar nuevas oleadas de escalada y tensión en la región, cuando existe una oportunidad única para alcanzar una paz duradera, la estabilidad y la seguridad basadas en las normas fundamentales y los principios del derecho internacional", afirmó Aykhan Hajizada.


Etiquetas:


Noticias