Aviso de bomba en Moscú: evacúan a 900 personas de un hospital 3 días después del atentado terrorista

  25 Marzo 2024    Leído: 1448
    Aviso de bomba en Moscú:   evacúan a 900 personas de un hospital 3 días después del atentado terrorista

Cientos de personas han tenido que evacuar esta mañana un centro médicode Moscú por un aviso de bomba. Según informan los medios rusos se trata del centro de diagnóstico del hospital de Pirogov, en cuyas instalaciones se encuentran algunos de los heridos en el atentado terrorista del pasado viernes en la sala de conciertos Crocus City Hall.

«Lo podemos confirmar. Hubo una evacuación que afectó a 900 personas», ha asegurado una sanitaria a la agencia Tass. Previamente, la dirección del centro médico recibió una carta en la que se avisaba de se habían escondido mochilas con explosivos en varias plantas del edificio, y que se activarían en 40 minutos. Por el momento, los especialistas rusos trabajan en el lugar de los hechos para esclarecer este suceso.

Desde el atentado del viernes, Rusia se ha visto inmersa en varios avisos de bomba. El domingo la Policía rusa desalojó el centro comercial London Mall en San Petersburgo tras recibir un aviso de bomba.

Además, una mujer fue detenida también por un falso aviso de bomba en un avión que se disponía a despegar desde Moscú con destino a Ereván, capital de Armenia.

Según los últimos datos -que por el momento son provisionales- el atentado en la sala de conciertos Crocus City Hall, a 20 kilómetros del centro de Moscú, ha dejado 137 muertos y 182 heridos.

Los cuatro presuntos autores del suceso fueron imputados ayer con cargos de terrorismo y pueden afrontar cadena perpetua. En total, las fuerzas de seguridad rusas han detenido a 11 personas vinculadas con el atentado, reivindicado por el Estado Islámico, cuatro de las cuales participaron personalmente en la matanza.

Atentado en Moscú
Un grupo de hombres armados abrió fuego este viernes en el interior de la sala de conciertos Crocus City Hallcontra las personas que acudieron a escuchar la actuación del grupo Picnic. Posteriormente, se produjeron explosiones y un incendio.

El ataque se ha producido apenas dos semanas después de que la embajada estadounidense en Moscú advirtiera de un riesgo «inminente» de ataque terrorista contra grandes concentraciones de personas en la capital rusa, recomendando a sus ciudadanos evitar aglomeraciones.

«Estamos monitorizando informes de que extremistas tienen planes inminentes de atacar grandes concentraciones de gente en Moscú, incluyendo conciertos, y se debe aconsejar a los ciudadanos estadounidenses que se abstengan de acudir a estos lugares durante las próximas 48 horas», señaló el pasado 8 de marzo la sede diplomática de EEUU en Moscú en una alerta de seguridad publicada en su página web.

El ISIS detrás del atentado
Los autores, según asegura el grupo terrorista ISIS, que ha reivindicado el atentado, habrían conseguido escapar; pero eso fue en un primer momento, porque el sábado Moscú detuvo a 11 personas, cuatro de ellos, asegura, autores materiales de la matanza.

Algunas fuentes aseguran que los terroristas que atacaron el auditorio de Crocus intentaron escapar a Ucrania. El Renault blanco en el que llegaron a la sala de conciertos Crocus City Hall fue encontrado en la región de Briansk. La policía y los guardias rusos encontraron a los terroristas en el pueblo de Hatsun y les dieron el alto, pero el coche no se detuvo y las fuerzas de seguridad abrieron fuego. Dos terroristas murieron en el acto y dos huyeron al bosque, informa Gazeta.

El atentado perpetrado este viernes en Moscú por un grupo de hombres armados es uno de los más graves de los registrados en la capital rusa en los últimos 20 años. Los terroristas estaban armados con fusiles de asalto Kalashnikov y disponían de una gran cantidad de cartuchos y munición, según ha informado el Comité de Investigación Ruso.

Tras el tiroteo se declaró un incendio en el edificio. Efectivos del Escuadrón Especial de Respuesta Rápida de la Guardia Nacional de Moscú se trasladaron hasta el lugar de los hechos, según las fuentes consultadas por la agencia rusa de noticias Tass.

Al parecer, entre cinco y 20 hombres vestidos de camuflaje irrumpieron en el edificio y abrieron fuego indiscriminadamente con armas automáticas, informa Sputnik. Según distintos testimonios de las víctimas, los atacantes usaron granadas o cóteles molotov, que habrían originado el incendio y las impresionantes llamas que se veían desde el exterior del edificio.


Etiquetas:


Noticias