Los 12 días que cambiaron la historia-Análisis

  09 Octubre 2020    Leído: 4171
 Los 12 días que cambiaron la historia-Análisis

Solo 12 días fueron suficientes para establecer una nueva realidad en la región del Cáucaso Sur. Solo 12 días fueron suficientes para alterar complemante la historia de Azerbaiyán en los últimos siglos. En solo 12 días, el ejército azerbaiyano ha cambiado por completo el status quo, que existía hasta el 27 de septiembre de 2020. Es cierto que la guerra aún continúa, pero el curso posterior de la lucha es una cuestión de técnica y tiempo. La fase esencial ha terminado: el destino tanto de la guerra como de Karabaj ya se ha decidido.

Cada proceso tiene un punto de cambio, giro, ruptura. Una vez que se alcance ese punto, queda claro para todas las partes lo que sucederá a continuación y se puede predecir fácilmente. Ese punto ya se alcanzó en la guerra de Karabaj.
Hasta ahora, los armenios se consideran los vencedores y trataron de hablar con Azerbaiyán desde esa posición. Incluso los combates de abril no fueron suficientes para cambiar su posición. Pero hay realidades que no se pueden negar.

Cualquier guerra se libra en varios niveles, el más importante de los cuales son los niveles militar y diplomático. Azerbaiyán ya está listo para la guerra y lucha a nivel diplomático. Pero esa lucha diplomática se basó en el antiguo status quo, es decir, hasta el 27 de septiembre. En ese momento, Azerbaiyán no era un país que destruyera Armenia en poco tiempo. Ahora es así, hay una nueva realidad y hay que negociar teniéndolla en cuenta.
Lo que ha sucedido hasta ahora en la línea del frente ya ha asegurado que Armenia acceda a las negociaciones sin condiciones ante Azerbaiyán. Entonces, es hora de comenzar una ronda diplomática diferente.

Sin duda, los combates continuarán hasta que se garantice la integridad territorial de Azerbaiyán. No hay duda de ello. Desde el inicio de la lucha por la libertad de nuestras tierras, el señor Comandante en Jefe Supremo ha deslarado inequívocamente esta posición. ¡No podemos, no debemos y no dudaremos en esa posición! Azerbaiyán se ha fijado objetivos políticos, no militares. Si se crea un mecanismo político que funcione para lograr nuestra integridad territorial, entonces los combates pueden detenerse. En ningún otro caso.

Después de 12 días de combates, ya nos hemos acercado a esa línea: Armenia no tiene más remedio que aceptar las condiciones dictadas por Azerbaiyán, enfaticemos:¡condiciones que se basan en el derecho internacional! Este país está al borde de la capitulación. Independientemente de lo que diga la propaganda armenia, ya sus recursos se han agotado para hacer la guerra en todas direcciones. Solo tienen que admitir la derrota. Y esto sucederá pronto.

A partir de ahora, las batallas, tanto militares como diplomáticas, no serán más que una formalización del tema ya resuelto. El destino del conflicto es claro para todos: Azerbaiyán ha ganado, queda por documentar la Victoria. Esto significa que nosotros, como estado y nación, estamos al borde del momento más magnífico de nuestra historia.

En los últimos siglos, Azerbaiyán se ha enfrentado solo a pérdidas y derrotas; no pudimos recuperar lo que perdimos. En este sentido, la Victoria de Karabaj debe considerarse un punto de inflexión en nuestra historia en su conjunto.

...El límite de pérdidas de Azerbaiyán terminó en Karabaj. Perderlo sería una continuación terrible de nuestra serie de derrotas históricas, y para la gente azerbaiyana significaría no aprobar el examen de la existencia en la historia moderna. ¡Pero ya está claro que hemos pasado esta examen, y con excelentes notas!

Esta persona fue el comandante en jefe supremo Ilham Aliyev quien revirtió este proceso histórico y logró aprobar el examen histórico del estado y el pueblo de Azerbaiyán. Sobre todo, los resultados de nuestra Guerra Patriótica de 12 días demostraron lo importante que es un líder fuerte. Ahora si podemos caminar con orgullo frente a todos en el mundo, es, ante todo, el resultado del servicio del líder que pudo revertir el proceso histórico.

El señor comandante en jefe supremo obtuvo escribir su nombre en la historia de Azerbaiyán como el líder que trajo la primera victoria a Azerbaiyán después de un largo descanso, y pudo devolver las tierras que perdimos por primera vez. A partir de ahora, su puesto y su papel en la historia de Azerbaiyán ya no estarán en disputa: es el único Líder Victorioso de los últimos siglos.

Terminar con victoria la guerra de Karabaj confirmará de manera inequívoca y decisiva el papel de Azerbaiyán como estado líder en la región. Como estado y nación, nuestro prestigio en el mundo aumentará drásticamente. De ahora, ya está asegurado el lugar de Ilham Aliyev en la placa de honor de los líderes mundiales como diplomático, político y comandante.

AzVision Español


Etiquetas: