Holanda presiona a Merkel para condicionar el Fondo de Reconstrucción a reformas estructurales

  10 Julio 2020    Leído: 265
Holanda presiona a Merkel para condicionar el Fondo de Reconstrucción a reformas estructurales

Para la canciller alemana se trata de una decisión urgente, mientras que Rutte juega con el tiempo y deja entrever que un acuerdo este mismo mes no es completamente necesario.

La canciller alemana, Angela Merkel, suele ir directa al grano, por eso su primer invitado europeo en la Cancillería de Berlín como presidenta por turno del Consejo Europeo fue Mark Rutte, el holandés que se ha convertido en el principal obstáculo para que salga adelante el Fondo de Reconstrucción europeo por valor de 750.000 millones de euros y que la canciller desea dejar negociado antes de final de mes.

Durante la breve comparecencia de ambos ante la prensa, de apenas unos minutos, pronunciaron entre los dos ocho veces la palabra «juntos». Ese es un buen síntoma. Pero Rutte no pudo decir más claro que si no va ligado a condicionalidad, su país no votará a favor del Fondo de Reconstrucción. «Europa necesita un Fondo de Reconstrucción, pero es importante que el fondo venga acompañado de reformas estructurales», dijo el primer ministro holandés. «En las próximas semanas abordaremos cómo luchar juntos contra las consecuencias económicas de la pandemia y cómo podemos hablar juntos de reformas», añadió, dando a entender los matices con los que entiende su Gobierno el adjetivo «juntos».

Más competitividad
En la reunión en Berlín se entrelazaron, como prioridades de la presidencia alemana del Consejo Europeo hasta final de año, tanto el Fondo de Reconstrucción como los esfuerzos por una Europa más digital y más verde, dado que Merkel insiste en que la orientación del fondo debe ir en esa dirección. La canciller alemana anotó que «tenemos algo en común, queremos hacer juntos más fuerte a Europa» y concedió que la fuerza se gana con «más competitividad».

Para Merkel se trata de una decisión urgente mientras que Rutte, que trata de vender la piel holandesa lo más cara posible, juega con el tiempo y deja entrever que un acuerdo este mismo mes no es completamente necesario. «Debemos decidir con una sola voz y por esto la reunión de hoy es tan importante», fijó Merkel. Rutte asintió a que el establecimiento del Fondo es «muy importante». «Pero también es importante que dicho fondo se lleve a cabo junto con reformas para que todos los estados miembros de la UE sean fuertes y que, en caso de un golpe posterior, dicho Fondo ni siquiera sea necesario», precisó el holandés.

Bajo presión interna
Rutte también está bajo presión política interna, porque su coalición de centroderecha no tiene mayoría suficiente y debe convencer a una mayoría parlamentaria para aprobar un compromiso. Y además tiene en frente a los dos populistas de derecha euroescépticos, Geert Wilders y Thierry Baudet. Sus condiciones, además, no suenan en Alemania tan descabelladas como pueda hacer creer el discurso de Merkel.

Horas antes de la llegada de Rutte, un partido tan afín al suyo como la CSU de Baviera hacía un llamamiento a que reconsidere su rechazo al fondo tal y como ha sido diseñado por la Comisión, a partir de la propuesta de Francia y Alemania. «Tenemos que mirar a través de Europa para asegurarnos de que tengamos éxito económico nuevamente. Tenemos que asegurarnos de generar crecimiento nuevamente en toda Europa», insistía Alexander Dobrindt, «estoy relativamente seguro de que los llamados cuatro frugales no evadirán esa lógica».

«Sin embargo, es legítimo preguntar cómo se van a manejar esas inmensas ayudas», siguió su discurso, abriendo así la puerta a ceder en alguno de los puntos en los que Holanda está exigiendo condicionalidad, «posiblemente el control del manejo del dinero de las ayudas será también un puente sobre el cual estos países pueden cruzar». «Se debe tener cuidado para garantizar que las brechas presupuestarias existentes no se tapen en los países receptores, sino que las inversiones se realicen en investigación, nuevos desarrollos, nuevos empleos y tecnología futura», explicaba. «Esa es ahora la tarea de este fondo, y no prolongar los viejos problemas presupuestarios»

abc


Etiquetas: