Pompeo acusa a Pekín de imponer una "censura orwelliana" en Hong Kong

  07 Julio 2020    Leído: 637
Pompeo acusa a Pekín de imponer una "censura orwelliana" en Hong Kong

El diplomático denuncia que sigue en marcha la "destrucción" de un "Hong Kong libre" por parte del Partido Comunista Chino.

El secretario de Estado de EE.UU., Mike Pompeo, condenó este lunes en un comunicado la "censura orwelliana" ejercida por el Partido Comunista Chino (PCCh) en Hong Kong. 


El diplomático alertó de que la "destrucción" por parte del PCCh de un "Hong Kong libre" sigue en marcha. Así, "con la tinta apenas seca en la represiva Ley de Seguridad Nacional", las autoridades locales, "en un movimiento orwelliano", establecieron una oficina de seguridad nacional del Gobierno central, comenzaron a retirar los libros críticos del partido de los estantes de las bibliotecas, prohibieron los lemas políticos y ahora requieren escuelas "para hacer cumplir la censura", denunció Pompeo.

Según el secretario de Estado norteamericano, hasta ahora esa región administrativa especial china "floreció porque permitía el pensamiento libre y la libertad de expresión, bajo un estado de derecho independiente". 

En este contexto, Washington "condena el incumplimiento reiterado" por parte de Pekín de sus obligaciones bajo la Declaración Conjunta sino-británica, así como "estos últimos ataques a los derechos y libertades de la gente de Hong Kong", aseguró Pompeo.

El 30 de junio, el presidente de China, Xi Jinping, firmó el decreto de entrada en vigor de la nueva ley para Hong Kong, que contempla cuatro categorías de delitos: secesión, subversión, terrorismo y colusión con un país extranjero o con elementos externos para poner en peligro la seguridad nacional.
Los planes de Pekín de imponer la nueva ley de seguridad nacional para Hong Kong no solo desataron protestas en ese territorio, sino también críticas internacionales y amenazas por parte de Washington, que acusó al Gobierno chino de suprimir las protecciones jurídicas que prometió a los hongkoneses cuando retomó el control de la antigua colonia británica en 1997.


Etiquetas: