Alemania e Italia bajan impuestos mientras Sánchez se los subirá a grandes empresas y rentas altas

  03 Julio 2020    Leído: 201
Alemania e Italia bajan impuestos mientras Sánchez se los subirá a grandes empresas y rentas altas

Gobierno y agentes sociales firmarán hoy un acuerdo para reactivar el empleo.

Ayer fue un día de anuncios y recordatorios. El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, dejó claro ayer que sus planes para subir impuestos siguen vigentes. Concretamente, avisó por enésima vez a las grandes empresas y patrimonios de que les hará pagar más por ser «los que más tienen». De esta forma, el jefe del Ejecutivo confirma su ofensiva contra estos colectivos, mientras vende que la reforma fiscal para aumentar la recaudación no afectara a pymes ni clases medias.

En el caso de las empresas, lo que tocaría sería el Impuesto sobre Sociedades. Una batería de medidas para que las grandes corporaciones aporten más a la economía y poder financiar así el gasto público y fortalecer la sanidad ante posibles necesidades futuras. El foco también lo puso en las fortunas españolas, haciendo hincapié en que les subirá el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF), tal como venía también recogido en su anterior proyecto presupuestario y en su acuerdo de gobierno con Unidas Podemos.

Actuaciones en Europa
Esta postura contrasta sobremanera con la actuación de ciertos países europeos. En el Viejo Continente se ha actuado casi al unísono con aplazamientos de ciertos impuestos para las empresas -más limitados en España que en otras regiones-; no así respecto a tocar el bolsillo de los contribuyentes. Sánchez lanzó el aviso de que las subidas de impuestos a los citados colectivos se va a llevar a cabo, mientras que en Alemania e Italia se ha optado por todo lo contrario, bajar la presión fiscal.

En el caso germano, la reforma fiscal abarca reducciones en el IVA de tres puntos porcentuales hasta dejarlo en el 16% en el tipo general y de dos puntos hasta situarlo en el 5% en el caso del tipo reducido. El objetivo: fomentar el consumo y la inversión para que la economía salga adelante.

En el caso italiano, aunque también se está estudiando rebajar el IVA, por lo que han optado de momento es por modificar el gravamen sobre la renta. Hasta 16 millones de sus ciudadanos verán reducida su factura fiscal; aquellos con ingresos de hasta 40.000 euros anuales. La reducción es, en total, de 7.000 millones de euros que irán a parar al bolsillo de los italianos.

Esta diferencia de trato ha venido siendo denunciada en las últimas semanas por las empresas y por el gobernador del Banco de España. Todos ellos pedían mirar hacia Europa en busca de fórmulas para reformar los impuestos en estos tiempos de crisis. De hecho, así quedo patente en la macrocumbre empresarial de CEOE de hace algunas semanas, en la que prácticamente todos los sectores rechazaron un posible aumento impositivo.

En esa misma línea se pronunció también ayer Pablo Casado, presidente del Partido Popular. El líder de la oposición criticó el «triunfalismo» de Sánchez justo cuando se conocían los peores datos de paro en junio desde 2008. En este sentido, reclamó una bajada de impuestos, más ayudas y menos trabas burocráticas para empresas y autónomos. Todo ello sin olvidar el pacto por el empleo que hoy se va a firmar entre el Gobierno y los agentes sociales.

Se trata de un documento que rubricarán en Moncloa por la mañana todas las partes, con participación de UGT, CC.OO., CEOE y Cepyme. Un paso adelante hacia la dinamización económica y en busca de recuperar el terreno perdido en el mercado laboral. Sin embargo, todavía no se conoce el contenido de dicho acuerdo. Asimismo, cabe recordar que las relaciones entre el Gobierno y los empresarios han pasado por etapas de turbulencias, a costa del pacto del Ejecutivo para derogar la reforma laboral. Ahora las posturas parecen más cercanas, también después de que la semana pasada se lograran alargar los ERTE hasta septiembre.

abc


Etiquetas: