Primer ministro británico insta a Israel a no anexar partes de Cisjordania

  02 Julio 2020    Leído: 214
Primer ministro británico insta a Israel a no anexar partes de Cisjordania

Boris Johnson aseguró que Reino Unido no reconocerá las nuevas fronteras y advirtió que la anexión pondría en peligro el progreso con el mundo árabe y musulmán.

El primer ministro de Reino Unido, Boris Johnson, aseguró que el país “no reconocerá ningún cambio” en las fronteras de Israel establecidas en 1967 a menos que los palestinos también lo acuerden.

En un artículo que escribió para el periódico israelí Yedioth Ahronoth, Johnson advirtió a Israel sobre sus planes de anexión de partes de Cisjordania, e instó a un “resultado que ofrezca justicia tanto para israelíes como para palestinos”.

Al subrayar que era un “defensor apasionado” de Israel, Johnson aclaró que su país “siempre ha respaldado a Israel y su derecho a vivir como cualquier nación debería poder hacerlo, en paz y seguridad”, escribió el líder, quien agregó que el “compromiso del Reino Unido con la seguridad de Israel será inquebrantable” mientras él sea primer ministro.

“Entonces, con tristeza, he seguido las propuestas de anexar territorio palestino”, mencionó Johnson en el artículo titulado “Como amigo de Israel, los insto a que no anexen: PM Boris Johnson”.

“Como amigo de toda la vida, admirador y partidario de Israel, me temo que estas propuestas fracasarán en su objetivo de asegurar las fronteras de Israel y serán contrarias a los propios intereses a largo plazo de Israel”, escribió Johnson.

El líder británico argumentó que la anexión propuesta “pondría en peligro el progreso que Israel ha logrado en mejorar las relaciones con el mundo árabe y musulmán”, y agregó que los intereses de Israel “se superponen” con los socios árabes.

“Pero por fuerte que sea su interés en un tipo diferente de relación con Israel, la anexión inevitablemente retrasaría estas oportunidades y limitaría a los posibles socios árabes”, añadió.

“Los enemigos de Israel se apoderarían de esto y lo usarían contra aquellos en el Medio Oriente que quieran ver progreso”, afirmó Johnson.

El primer ministro británico expresó que quería ver “un resultado que ofrezca justicia tanto para israelíes como para palestinos”.

“El Reino Unido a menudo se ha mantenido en una pequeña minoría en la ONU al defender a Israel de críticas injustificadas y totalmente desproporcionadas”.

Johnson dijo, además, que la anexión representaría una violación del derecho internacional y que “también sería un regalo para aquellos que quieran perpetuar las viejas historias sobre Israel”.

“Espero profundamente que la anexión no continúe. Si lo hace, Reino Unido no reconocerá ningún cambio en las fronteras de 1967, excepto los acordados entre ambas partes”.

Johnson mencionó que ambas partes sintieron la frustración de las fallidas conversaciones de paz, pero que “se debe usar la energía de este momento para volver una vez más a la mesa y hacer un esfuerzo por encontrar una solución”.

“Esto requerirá un compromiso de todos los lados”, agregó.

Johnson señaló que la única forma de lograr “una seguridad verdadera y duradera para Israel, la patria del pueblo judío, es a través de una solución que permita justicia y seguridad tanto para israelíes como para palestinos”. Y prosiguió: “Me niego a creer que esto sea imposible”.

Al expresar su orgullo por la “contribución de Reino Unido al nacimiento de Israel con la Declaración de Balfour en 1917”, Johnson dijo que esto seguirá siendo “un asunto inacabado hasta que haya una solución que brinde justicia y paz duradera tanto para israelíes como para palestinos”.

“La única forma en que se puede lograr es que ambas partes regresen a la mesa de negociaciones. Esa debe ser nuestra meta. La anexión solo nos alejaría más de ella”.

Israel celebrará una votación del gabinete el 1 de julio para anexar los principales bloques de asentamientos y el Valle del Jordán, en la ocupada Cisjordania, bajo el llamado “Acuerdo del Siglo” del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, para Tel Aviv y la Autoridad Palestina.

Los palestinos se oponen al acaparamiento de tierras y amenazaron con abolir los acuerdos bilaterales con Israel si este seguía adelante con la anexión, socavando aún más las perspectivas de una solución de dos Estados.

La ONU había advertido anteriormente que la anexión israelí de tierras palestinas provocaría el estallido de conflictos e inestabilidad en Cisjordania y la Franja de Gaza.

La semana pasada, el grupo de resistencia palestino Hamas describió el plan de anexión israelí como una “declaración de guerra” contra los palestinos.


Etiquetas: