La leve apertura del confinamiento retrasa la recuperación de España

  06 Junio 2020    Leído: 470
La leve apertura del confinamiento retrasa la recuperación de España

Junto a Chipre, nuestro país es el que tiene un mayor número de restricciones vigentes en la UE, lo que pasa factura a la economía.

España tendrá una recesión más intensa que otros países y una recuperación más lenta por la crisis del coronavirus. Un impacto que se explica por la mayor dependencia de nuestro país del turismo, la mayor velocidad de la propia epidemia en el territorio, un modelo productivo más vulnerable al depender más de las pymes que en otros países de Europa, a lo que se une otro factor: España es junto a Chipre el país de la Unión Europea con mayor número de restricciones aún vigentes. Así lo asegura la Universidad de Oxford en su herramienta actualizada día a día con las limitaciones en vigor en cada país por la crisis del coronavirus.

Una situación que retrasará la recuperación y debilita la mejora del consumo. En una escala en la que cero indica el menor número de restricciones vigentes y cien el mayor, España obtiene un resultado de 81,02 lo que supone la mayor puntuación entre los principales países de Europa y una de las mayores del mundo. Por ejemplo, Italia tiene menos restricciones vigentes –con un 60,19–, al igual que Portugal (71,3), Alemania (50), Reino Unido (64,81) o Francia (65,74). Realmente solo Kosovo (82,46) y Chipre (con un 82,41) superan a España en el Viejo Continente. En el otro extremo, Bielorrusia con un 13,89 (y con 259 fallecidos por coronavirus) y República Checa (32,41) son los que tienen un menor número de restricciones vigentes.

El mantenimiento de restricciones perjudica al consumo principalmente. BBVA Research ha medido a través del gasto con tarjetas del banco y del gasto en terminales de la entidad la evolución del consumo en tiempo real, obteniendo que en abril el gasto semanal con tarjeta se redujo un 60%. «La desescalada ha moderado esta contracción hasta el -47% en la semana del 4 al 10 de mayo, el -37% en la del 11 al 17 de mayo, el -21% en la del 18 al 24 de mayo y el -14% en la del 25 al 31 de mayo», recoge el servicio de estudios en un informe publicado ayer.

Mientras en las provincias que avanzaron a fase 2 el pasado 25 de mayo el consumo aumentó un 8% interanual, en las que permanecerion en fase 1 «detuvo su mejoría y consolidó caídas del 10% durante la última semana».

Según el detallado informe de BBVA, el gasto apenas mejoró entre tarjetas de entidades extranjeras, estando aún un 80% por debajo del que había el año pasado por estas fechas por la congelación del turismo.

El turismo, en la diana
Precisamente, en el seguimiento que hace la Universidad de Oxford, España destaca en las restricciones a los viajes del extranjero, con una limitación general a los viajes desde todas las regiones. Italia tiene un régimen más suave en el que hay restricciones solo a algunas regiones al mismo nivel que Alemania y Grecia, mientras que Francia también mantiene una dureza similar a la de nuestro país.

El Gobierno anunció que abriría las fronteras a los viajeros extranjeros desde julio, para tratar de que haya temporada turística de verano. Sin embargo, el estado de alarma, vigente hasta el 21 de junio, ha provocado que España se quede fuera de la apertura de viajes desde Alemania mientras continúe. A ello se le suman las dudas sobre la reapertura en España, ya que el ministro de Transporte, José Luis Ábalos, abrió la puerta hace unos días a que algunas zonas recibieran extranjeros antes, lo que después fue desmentido por su compañero en el Ejecutivo y titular de Sanidad, Salvador Illa. En España continúa vigente la cuarentena a los turistas extranjeros durante dos semanas, lo que contrasta con la apertura de competidores turísticos como Italia, que desde el 4 de junio permiten la entrada de ciudadanos europeos, así como de Grecia o Croacia.

España también sigue con medidas que impiden la apertura a determinados establecimientos –por tamaño, por ejemplo– y sectores frente a la mera recomendación que rige en Francia, Portugal e Italia o la ausencia de medidas al respecto en Alemania, según los datos de la Universidad de Oxford.


Etiquetas: