Pakistán conmuta la pena de muerte de un condenado por el asesinato de Daniel Pearl y absuelve a otros tres

  03 Abril 2020    Leído: 374
Pakistán conmuta la pena de muerte de un condenado por el asesinato de Daniel Pearl y absuelve a otros tres

El tribunal cuestiona los testimonios contra los acusados de la muerte del reportero de ‘The Wall Street Journal’ en Karachi en 2002.

Un tribunal paquistaní ha conmutado la pena de muerte al principal condenado por el secuestro y brutal asesinato del periodista estadounidense Daniel Pearl en enero de 2002, y absuelto a otros tres implicados en el caso, según han informado este jueves las defensas a las agencias de noticias. Ahmed Omer Saeed Sheikh, considerado el cerebro de aquel crimen, fue detenido y sentenciado a muerte el mismo año y ha permanecido encarcelado desde entonces a la espera de su apelación.

La pena capital de Sheikh ha sido conmutada por siete años de cárcel, que ya ha cumplido, por lo que se espera su puesta en libertad, así como la de sus compinches, Fahad Naseem, Salman Saqib y Sheikh Adil, condenados a cadena perpetua. La apelación de la Fiscalía para que se aumentara la pena a estos tres últimos ha sido desestimada.

El Tribunal Superior de Sindh, presidido por el juez Mohammad Karim Khan Agha, ha aceptado la tesis de los abogados Rai Bashir y Khawaja Naveed de que la fiscalía no probó más allá de la duda razonable la implicación de sus clientes y que los testigos en su contra eran en su mayoría policías, cuyos testimonios no son fiables. Además, defendieron que las confesiones de Naseem y Adil ante un magistrado no fueron voluntarias.

Pearl, que tenía 38 años y era el corresponsal del diario The Wall Street Journal, fue secuestrado en Karachi, la capital de la provincia paquistaní de Sindh, cuando investigaba sobre los extremistas islámicos a raíz de los atentados del 11-S en Estados Unidos. Apenas un mes después, un vídeo entregado en el Consulado norteamericano en esa ciudad mostró cómo era degollado.

Sheikh, nacido en el Reino Unido y que había estudiado en la London School of Economics, ya había sido detenido con anterioridad en India por su implicación en el secuestro de unos turistas occidentales en 1994. Sin embargo, tras el secuestro de un avión indio en 1999 fue uno de los tres liberados a cambio de los rehenes y voló a Afganistán, cuyo régimen talibán medió en el canje.

elpais


Etiquetas: