Bakú, tradición y modernidad en Azerbaiyán

  09 Marzo 2020    Leído: 989
 Bakú, tradición y modernidad en Azerbaiyán

Bakú es, además del actual centro científico, técnico e industrial de Azerbaiyán, una ciudad repleta de cultura que mezcla los antiguos monumentos con las corrientes más modernas de música o cine.

La gran cantidad de interesantes monumentos con los que cuenta Bakú hacen que, además de ser la capital de Azerbaiyán, sea el centro científico, técnico, industrial y cultural del país. Situada en la costa sur de la península de Absheron, es un lugar maravilloso para viajar y conocer su historia y su oferta cultural, ya que en su pasado con la Unión Soviética fue uno de los centros petrolíferos más grandes. Hasta hace no mucho, Bakú era una ciudad de lo más insólita sólo conocida por los viajeros más intrépidos, pero cada vez son más los viajeros que se deciden para contemplar la belleza de esta ciudad, donde se ha conseguido combinar la tradición con la más alta modernidad.

Bakú se divide principalmente en dos grandes zonas. Una de ellas es la Ciudad Vieja, el casco histórico y corazón de Bakú que alberga en ella los grandes atractivos de la ciudad por su pasado y por su historia. Se trata de una ciudad amurallada y declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco. Entre sus callejuelas, estrechas y laberínticas, con un encanto especial que parece haber salido de un cuento, se encuentran importantes monumentos de la ciudad.

Dentro de la Ciudad Vieja se encuentra la Torre de la Doncella, uno de los símbolos de la ciudad. Se piensa que fue construida en el siglo XII, aunque hay quien asegura que es mucho más antigua. Su importancia es tal que su estampa aparece en los billetes azeríes y en demás documentos oficiales del país, de ahí su perfecto estado de conservación y protección. Además de apreciar su belleza, es importante entrar y subir hasta lo más alto de la misma, desde donde se pueden contemplar unas de las mejores vistas de la Ciudad Vieja desde las alturas.

Otro gran monumento de Bakú es el Palacio de los Shirvanshah, que podría tratarse del mayor monumento Shirvan-Absheron de la arquitectura de Azerbaiyán. Cuenta con varios edificios, entre los que destacan la mezquita del shah, las criptas de enterramiento, el edificio del palacio, la puerta de Murad, el mausoleo de Seyid Yahya Bakuvi o los restos de la casa de los baños. Un recorrido por todo este entramado arquitectónico permitirá conocer un poco mejor la vida en la ciudad allá por el siglo XV, momento en el que la dinastía Shirvanshah trasladó la capital del país desde Shermakha a Bakú.

Igual de conocido es el Templo del Fuego, un edificio puramente religioso que podría pasar por un castillo. Desde su construcción entre los siglos XVII y XVIII estuvo habitado por monjes, hasta que en 1883 fue abandonado. Ha llegado a nuestros días en un buen estado y apreciar su diseño en forma pentagonal con un gran patio central rodeado de las típicas celdas para los monjes es un gran espectáculo.

La parte moderna de la ciudad también guarda un importante interés turístico, entre sus monumentos más destacados se encuentran las Torres Llama, el Salón de Cristal de Bakú y el Centro Cultural Haydar Aliyev. Uno de los monumentos más modernos es Flames Tower, las Torres Llama, comenzado a construirse en 2007 y que hoy día es el rascacielos más alto de Bakú, con una altura de unos 190 metros, en los que en su interior se encuentran apartamentos, oficinas y un hotel. Su decoración con unos 10.000 luces leds son los encargados de crear la sensación de torres ardiendo que tanto sorprende a todos aquellos que se paran a apreciar su majestuosidad.

En Bakú se encuentra la sala de recreativos más grande de Europa, Megafon. Para los amantes del cine, la región del Cáucaso cuenta con una pantalla de 18 metros de ancho que fue instalada en el centro de cine ‘Nizami’. Pero Bakú también es una ciudad ideal para aquellos apasionados de la moda y las tiendas, además de los amantes de la música y las actividades culturales. En el Salón de Cristal y el Palacio Heydar Aliyev se dan los mejores conciertos de diferentes estrellas mundiales a lo largo de todo el año. Pero si el jazz es la pasión, en el Centro de Jazz de Bakú se organizan los mejores espectáculos de este estilo musical. No hay que olvidarse de los museos de la ciudad, entre los que destacan el Museo Nacional del Traje Azeri o el Taghiyev History Museum.

elespanol.com


Etiquetas: Baku   Azerbaiyan