La OMS dice que los casos de coronavirus se estabilizan por primera vez

  13 Febrero 2020    Leído: 436
La OMS dice que los casos de coronavirus se estabilizan por primera vez

La primera vacuna preventiva del Covid-19 empezará a probarse en humanos en tres o cuatro meses.

El número de casos de infección con el nuevo coronavirus en China se ha estabilizado, pero la desaceleración aparente de la propagación de la epidemia debe considerarse con «extrema precaución», advirtió el jefe de la Organización Mundial de la Salud.

«Este brote aún podría ir en cualquier dirección», dijo el director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, en una reunión informativa en Ginebra.

Al final de una reunión de dos días sobre investigación e innovación en medidas para enfrentar el nuevo brote viral, Tedros agradeció la energía y el entusiasmo de los científicos que están buscando soluciones para esta amenaza mundial.

Como una vacuna para proteger a la población. Aunque aún habrá que esperar meses. Ayer Adhanom explicó que la vacuna necesaria para frenar la progresión del nuevo coronavirus Covid-19 podría estar disponible en unos quince meses», declaró ayer, al término de un foro de dos días que reunió a especialistas de todo el mundo en la sede de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Soumya Swaminathan, responsable del grupo de científicos de este organismo.

Ensayos clínicos en tres meses
«Ya hay varios candidatos par fabricar la vacuna contra el Covid-19 y los primeros test en humanos comenzarán dentro de tres o cuatro meses por lo que podría estar disponible entre doce y quince meses. También se intentará obtener test de diagnóstico poco complejos para que puedan utilizarse por los países en desarrollo con facilidad», indicó Swaminathan.

Durante la reunión, los científicos compartieron información sobre el nuevo coronavirus y la mejor manera de controlarlo incluyendo los modos de prevención, transmisión, diagnóstico, tratamientos y vacunas para identificar las prioridades más urgentes que permitan frenar el brote infeccioso y que éste no se propague por los países más pobres.

«En África sería una tragedia»
Por ahora esta es la mayor preocupación del organismo, que el virus no se propague por países que no tienen la infraestructura necesaria para combatirlo. «Una epidemia de este tipo en un país como República Democrática del Congo (RDC), azotado ya por el ébola, sería dramático», declaró a la prensa el director general de la OMS, Tedros Adhanom Gebreyesus.

El director general de la OMS, anunció que por el momento la epidemia parecía haberse estabilizado en China, tras subir a 45.000 casos y registrarse 1.114 fallecimientos. Sin embargo, el organismo reconoce que la situación no es estática porque el virus puede recuperar fuerza tras un periodo de calma y que aún queda mucho por saber sobre este virus.

La OMS no desea especular sobre el futuro de la epidemia aunque espera que hayan más casos, tanto en China como en el resto del mundo. Además, aspectos importantes como el modo de transmisión del virus y la manera que salta del animal al hombre aún quedan sin respuesta. Tampoco se sabe el porqué hay condiciones que la convierten en más severa en algunos lugares.

Libertad de movimientos
No se han emitido recomendaciones que limiten los movimientos de personas o mercancías para evitar sus consecuencias catastróficas para la economía mundial, lo que el organismo aconseja es que se cumpla con las reglas de higiene lavándose escrupulosamente las manos y guardando una distancia de al menos un metro de personas resfriadas.

En el caso de tos es importante proteger a los demás de las proyecciones, tosiendo en el interior del codo, evitar tocarse los ojos, la boca o la nariz y, en el caso de manifestar síntomas de fiebre o tener dificultades respiratorias, se debería consultar con un médico rápidamente. Otra precaución que debería tomarse para evitar la contaminación es la de evitar el consumo de carne cruda, leche o entrañas de animales.

Uno de los aspectos poco conocidos sobre el virus COVID-19 es su forma de transmisión. Por el momento la principal fuente de contagios proviene de gente que tiene síntomas. Sin embargo, hay personas que no presentan síntomas que podrían transmitirlo pero son casos muy raros, como ya ocurrío con el síndrome respiratorio de Oriente Medio (MERS-CoV).

Aún no es una pandemia
Aunque circulan informaciones alarmantes respecto a esta epidemia, la OMS no la califica, por ahora, como una pandemia sino como emergencia de salud pública de alcance internacional, por recomendación de los expertos del Comité de Emergencias del organismo, porque, hasta ahora, sólo el 1% de las infecciones han tenido lugar fuera de China.

Respecto a la posibilidad de que la epidemia afecte al 60% de la población mundial, el portavoz del organismo, Tarik Jaserevic, comentó a ABC que en las polémicas declaraciones publicadas, por el diario británico The Guardian, atribuidas al profesor de Hong Kong Gabriel Leung se específica que esta es una posibilidad que sólo podría ocurrir si no se hacía nada para evitarlo. «La OMS está poniendo en marcha una estrategia internacional para controlar la propagación de la epidemia. Los países están tomando medidas para detectar y cuidar de cada persona que tenga el virus. Hasta ahora no se han visto contagios sin control y el 99% de los pacientes están concentrados en China. Lo que tememos es que haya un impacto en países que todavía no han podido preparar su respuesta», detalló.

abc


Etiquetas: OMS