La mitad de la población mundial de burros puede desaparecer en 5 años por la medicina tradicional china

  21 Noviembre 2019    Leído: 573
La mitad de la población mundial de burros puede desaparecer en 5 años por la medicina tradicional china

Se estima que se necesitan 4,8 millones de pieles de burro al año para satisfacer la demanda de estos remedios.

La mitad de la población mundial de burros podría desaparecer en los próximos cinco años como consecuencia de la medicina tradicional china, ya que millones de estos animales son sacrificados para poder atender las crecientes demandas de estos remedios, informa «The Guardian».

Se estima que se necesitan 4,8 millones de pieles de burro al año para satisfacer la demanda de una medicina tradicional a base de gelatina llamada ejiao, según un nuevo informe del Donkey Sanctuary. A este ritmo, la población mundial de burros de 44 millones se reduciría a la mitad en los próximos cinco años, advierte el informe.

Las poblaciones de burros en Brasil han disminuido ya en un 28% desde 2007, un 37% en Botsuana y un 53% en Kirguistán, y se teme que las poblaciones de Kenia y Ghana también puedan ser disminuir por el comercio de pieles.

El citado informe revela cómo los burros, muchos robados, son transportados en largos viajes sin comida ni agua, de manera que hasta un 20% mueren durante el trayecto. A menudo son arrastrados por las orejas y la cola, por lo que muchos de ellos acaban con piernas rotas.

«Las infracciones de la asistencia social son horrendas en algunos de los lugares donde los burros están siendo sacrificados para este comercio», dijo Faith Burden, directora de investigación y apoyo operativo en el Donkey Sanctuary, a «The Guardian». «La escala es mucho mayor de lo que sabíamos antes».

La demanda de la medicina tradicional china es tan alta que incluso las yeguas preñadas, los potros jóvenes y los burros enfermos y heridos están siendo sacrificados, y dado que las lesiones y enfermedades por lo general o no afectan la calidad del cuero, los comerciantes tienen pocos incentivos para tratarlos bien, según el informe.

Las pieles de burro se usan para hacer gelatina, un ingrediente clave del ejiao, que se ha utilizado en la medicina tradicional china durante miles de años y se cree que mejora la circulación sanguínea y trata afecciones como la anemia.

El número de burros en China ha caído un 76% desde 1992, y el país recurrió a las importaciones mundiales para llenar el vacío.


Etiquetas: burros   tradicionalchina