La compra de S-400 por Turquía podría haber arruinado las posibilidades de los países del Golfo de obtener cazas F-35

  14 Noviembre 2019    Leído: 476
La compra de S-400 por Turquía podría haber arruinado las posibilidades de los países del Golfo de obtener cazas F-35

La expulsión de Ankara del programa F-35 podría haber hecho que Washington desconfíe para exportar el caza a naciones con lazos militares con Moscú, estiman expertos consultados por Defense News.

La compra de los sistemas de defensa antimisiles rusos S-400 por parte de Turquía podría haber arruinado las posibilidades de las naciones del Golfo de obtener cazas de quinta generación F-35 de EE.UU. en los próximos años. Así lo afirman varios expertos consultados por Defense News, que sostienen que la expulsión de Turquía del programa puede haber hecho que Washington sea demasiado desconfiado para exportar el avión a naciones con lazos militares con Moscú.

Hace dos años, el salón internacional aeroespacial Dubai Airshow "estaba repleto" de noticias de que EE.UU. se estaba preparando para entablar conversaciones con los Emiratos Árabes Unidos sobre el F-35, en una señal de que los funcionarios estadounidenses probablemente creían que era el momento adecuado para que una nación del golfo Pérsico obtuviera "una de las piezas más esperadas y sensibles de la tecnología estadounidense", recuerda la publicación. Sin embargo, en víspera del salón de este año, estos rumores se han calmado, y el estado de esos compromisos bilaterales no está claro, destaca.  

"No parece probable que haya un acuerdo pronto"
Loren Thompson, un analista de defensa del Instituto Lexington con fuertes vínculos con la industria, explica que los países del golfo Pérsico "han estado en la pantalla de radar" del fabricante de los F-35 Lockheed Martin "durante años", pero no cree que haya alguna propuesta de venta "inminente" en estos momentos. "EAU sería el candidato más probable, pero sobre todo teniendo en cuenta lo que sucedió con Turquía y el F-35, no parece probable que haya un acuerdo pronto", añade.

Las ventas futuras a los países del Golfo ya han figurado en las proyecciones de Lockheed Martin y, según destacó en una conferencia en mayo la directora del fabricante, Marillyn Hewson, "hay un deseo en Oriente Medio" de adquirir estos cazas. "En algún momento, creo que el Gobierno de EE.UU. analizará el lanzamiento de tecnología a Oriente Medio, al igual que hoy en día tienen los F-15 y F-16", aseguró Hewson.

Sin embargo, Moscú también ve a Oriente Medio como un "terreno fértil" para sus ventas de armas, incluidos los aviones de combate y los sistemas de defensa aérea de fabricación rusa como el S-400, destaca Defense News, que recuerda las negociaciones entre Rusia y Catar sobre una posible compra de S-400, o la reciente propuesta del presidente ruso, Vladímir Putin, de suministrar estos sistemas a Arabia Saudita con fines defensivos. 

"Si no vas a vender F-35 a un aliado de la OTAN que está comprando equipos de defensa aérea de Rusia, ciertamente no vas a obtener permiso para vender F-35 a alguien que en realidad ni siquiera es un aliado formal si están comprando sistemas de defensa aérea rusos", sostiene al respecto Gary Schmitt, analista de seguridad nacional del American Enterprise Institute.

Por su parte, Richard Aboulafia, un analista aeroespacial del Teal Group, apunta que EE.UU. podría continuar mirando hacia otro lado cuando las naciones del Golfo compran ciertas tecnologías como tanques y artillería de países como Rusia y China, pero no si se trata de capacidades de defensa aérea más sofisticadas como el S-400. "¿Transporte blindado de personal? A quien le importa. Pero si tiene radares de rastreo y puede transmitir datos en grandes cantidades, eso es un no", enfatiza.


Etiquetas: