Primer caso de transmisión autóctona de zika en Europa

  25 Octubre 2019    Leído: 230
Primer caso de transmisión autóctona de zika en Europa

Francia documenta el contagio de dos personas en Hyères que no viajaron a ningún país donde el virus es endémico.

Enfermedades típicas de países tropicales que se transmiten por la picadura de mosquitos están surgiendo en el sur de Europa. Dengue, chikungunya y ahora zika. Por primera vez, el Centro Europeo para el Control y la Prevención de Enfermedades Europeas (ECDC,por su acrónimo inglés) ha informado de los primeros casos de transmisión autóctona del virus zika en Europa. Dos ciudadanos franceses residentes en la ciudad de Hyères que no habían viajado a ningún país donde el virus zika es endémico -y, por tanto no se pudieron contagiar en el extranjero-, han sido diagnosticadas con esta infección exótica.

Estos dos casos podrían ser solo la punta del iceberg porque los síntomas de esta enfermedadse confunden con los que produce un catarro o la gripe (fiebre, cansancio, dolor muscular...) y pueden pasar desapercibidos. Rara vez produce graves complicaciones, salvo cuando infecta a mujeres embarazadas porque el virus puede causar desde graves malformaciones (microcefalia) a parto prematuro y aborto espontáneo.

El primer ciudadano afectado en la localidad francesa tenía síntomas gripales pero también otros más específicos del zika: dolor en las órbitas de los ojos y manchas rojas en la piel. Este cuadro médico alertó a las autoridades sanitarias francesas el pasado mes de agosto. Después hicieron una búsqueda directa de más casos, visitando a los vecinos que vivían cerca del primer infectado. La investigación llevó a un nuevo infectado el pasado 21 de octubre, vecino del primero, que ha ratificado la sospecha de que el virus se ha transmitido en la ciudad francesa de Hyères. «Hasta donde sabemos, esta es la primera transmisión autóctona de zika en Europa», advierte el ECDC.

Ambos pacientes ya se han recuperado, pero la posibilidad de que el virus se transmita en el sur de Europa preocupa. Aunque todavía se investiga sobre la causa de transmisión, el principal sospechoso es el mosquito tigre (Aedes albopictus). Este insecto, presente también en España, tiene capacidad para transmitir esta y otras infecciones tropicales como son el dengue o el chikungunya. Con la expansión de este mosquito por todo el sur de Europa «no sorprende que haya empezado a transmitirse.

Es una posibilidad con la que contábamos», explica a ABC, Lucía Romero, investigadora de ISGlobal y médica del Servicio de Atención al Viajero Internacional del Hospital Clínic de Barcelona. Aunque Romero llama a la calma: «El riesgo de que la infección se vuelva endémica es baja porque el mosquito tigre aunque transmite la infección no es tan competente como el «Aedes aegypti», endémico en Asia o en América latina».

El miedo sobrevuela España
El miedo al virus del zika también sobrevuela España. No solo por la llegada de viajeros infectados de zonas donde la enfermedad se ha propagado de forma explosiva sino por la presencia del mosquito tigre. Esta especie invasora fue detectada por primera vez en Sant Cugat del Vallès (Barcelona) en 2004 y desde entonces ha ido extendiendo sus dominios por Cataluña, Comunidad Valenciana, Murcia, Baleares, Andalucía y Aragón. Basta con que nuestros mosquitos piquen a personas infectadas en un momento determinado (el virus está activo entre tres y cinco días) para que luego inoculen la infección a personas sanas y se empiece a expandir el virus.

Por eso, se mantiene una búsqueda activa de casos de infecciones transmitidas por este mosquito. Como en Francia, el ISGlobal ha puesto en marcha una búsqueda activa de casos puerta a puerta. Este proyecto se llama Avatar y se realiza en colaboración con el Hospital Clínic de Barcelona y el Instituto de Salud Carlos III. «Cuando detectamos un caso de dengue, zika o chikungunya, trazamos una circunferencia de 50 metros en torno a la vivienda del afectado y buscamos casa por casa posibles afectados. La participación es voluntaria, deben rellenar un cuestionario y permitirnos tomar una muestra de sangre», explica Lucía Romero. Las muestras se empezaron a tomar el pasado mes de agosto y aún no se han analizado.

abc


Etiquetas: Europa   zika   transmisión