Washington también reniega de Cristóbal Colón

  14 Octubre 2019    Leído: 615
Washington también reniega de Cristóbal Colón

La capital se suma este lunes a más de 130 ciudades y ocho Estados de EE UU que han cambiado el Día de Colón arguyendo que el conquistador “esclavizó y masacró" a miles de pueblos indígenas.

Washington, la capital de Estados Unidos, se suma este año a la lista de 130 ciudades y ocho Estados del país que desde hace una década han ido suprimiendo la celebración de la fiesta conocida como Columbus Day, el Día de Colón, y la sustituyen por el Día de los Pueblos Indígenas. La semana pasada, el Distrito de Columbia (nombre, por cierto, derivado de Colón), al que pertenece Washington, votó  suprimir esta fiesta para este año. Colón, según quedó establecido en la ley del Consejo de la ciudad, “esclavizó, colonizó, mutiló y masacró a miles de pueblos indígenas en las Américas”. La figura del explorador, asociada en EE UU más a su italianidad que a la historia española, se ha convertido en un símbolo controvertido en los últimos años.

El concejal David Grosso, hombre detrás de la proposición y que también es contrario al nombre del equipo de fútbol de la ciudad, Redskins, por considerarlo ofensivo, declaró que era “importante reconocer a la gente que vivía aquí antes de que llegáramos de Europa”. “Demasiado a menudo hemos hecho un mal trabajo al no reconocer a los nativos americanos y dar mucho crédito a Colón”. La legislación, aprobada por procedimiento de urgencia, establece que los valores del Distrito de Columbia, como la igualdad, la diversidad y la inclusión, no quedan representados por una figura como Colón, que es divisiva. La figura de Colón solo sirve para perpetuar el odio y la opresión, afirma la ley.

De los 11 concejales del Distrito de Columbia, nueve apoyaron la moción y dos se abstuvieron. Uno de ellos, Jack Evans, declaró que apoyaba la existencia de un día de los Pueblos Indígenas, pero no a costa de eliminar Columbus Day. Evans explicó que muchos de sus votantes de origen italiano le habían escrito o llamado para hacerle saber que no consideraban la decisión justa.

Para los detractores de celebrar la herencia española —aunque la fiesta de Columbus Day fuera propiciada por italianos— es incluso un accidente de la historia que se celebre a Colón de esta manera. El Día de Colón se designó fiesta federal el segundo lunes de octubre en todo Estados Unidos en 1937, a pesar de que Colón no descubrió América del Norte, de que millones de personas ya vivían aquí antes de que él llegara y de que el conquistador jamás puso un pie en la costa de lo que hoy es Estados Unidos, argumentan los contrarios a la fiesta.

Los defensores del Día de los Pueblos Indígenas creen que considerar a Colón un descubridor benefactor es un mito que hay que desmontar y reemplazarlo por el papel crucial de los pueblos indígenas en la protección del planeta, rol que cada día es más reconocido.

Los detractores de la figura del conquistador nacido en Génova quieren dejar claro que el movimiento para suprimir la festividad no es, en absoluto, contrario a la comunidad italoestadounidense e insisten en que es una denuncia contra el genocidio y una celebración de los pueblos indígenas y su papel clave en la historia de América y el futuro de esta.

Estados Unidos vive un movimiento de revisionismo histórico que ha afectado a la herencia española en este país, con los ataques a estatuas de religiosos como el santo español que exploró California, Junípero Serra, y cuya figura representa a ese Estado en el Capitolio de Washington. Varias estatuas de Colón también han sido vandalizadas en años anteriores y cubiertas de pintura roja por la sangre que, según dicen, mancha sus manos.

elpais


Etiquetas: Washington   CristóbalColón