Desde el viernes, "Breaking Bad" tendrá su film en Netflix

  09 Octubre 2019    Leído: 532
Desde el viernes, "Breaking Bad" tendrá su film en   Netflix

El protagonista será Aaron Paul (Jesse Pinkman), el asistente de Walter White (Bryan Cranston) quien no estaría en la película ni siquiera en flashback, salvo alguna sorpresa que se guarde la producción.

El viernes estrenará Netflix “El camino: Una película de Breaking Bad”, que retoma la historia luego de que Jesse Pinkman (Aaron Paul) escapa con la ayuda de Walter White (Bryan Cranston), del cautiverio al que lo tenía sometido un grupo neonazi en el final de la serie, emitida en 2013. Escrita y dirigida por Vince Gilligan, creador de la serie original (considerada como una de las mejores de la historia de la TV), “Breaking Bad” cuenta la historia de White, un profesor de química en Albuquerque, Nuevo México, al que le diagnostican cáncer. En un intento por dejarle a su familia un sostén económico para cuando él muriera, White comienza a “cocinar” secretamente clorhidrato de metanfetamina junto con un ex alumno y socio, Jesse.

Lo que comienza como una salida fácil, aunque riesgosa, en pos de un beneficio monetario, y con la amenaza constante de su cuñado de la DEA Hank Schrader (Dean Norris) quien no detecta la amenaza intrafamiliar, el personaje del ingenuo profesor White se transforma a lo largo de las cinco temporadas en un narcoproductor temible y sanguinario. Con el seudónimo de Heisenberg, opta por rehacer su vida desde la clandestinidad y alejado de su familia. Es singular cómo en las dos series de Gilligan hay un cambio de nombre en los protagonistas, lo que abona la idea de un cambio de rumbo drástico, irremediable y final. Acaso “El camino” venga a contar el proceso de transformación de Jesse, o su huída, su introspección, su búsqueda.
Netflix adquirió los derechos para la difusión de “Breaking Bad” , lo que terminó de afianzarla como éxito según sus propios creadores. Más tarde, la misma plataforma produjo el spin-off, “Better Call Saul”, lanzado en 2015, que tendrá su quinta temporada en 2020. Esta última, de Gilligan y también un hallazgo, se sumergió en la singularidad del mundo de Saul Goodman (Bob Odenkirk), el abogado de Walter White quien, hasta llegar a serlo, atravesó toda clase de vivencias atractivas de ser contadas: desde el cambio de Jimmy Mc Gill a Saul Goodman; la tortuosa relación con su hermano, el afamado abogado Chuck Mc Gill (encarnado por Michael McKean, otro que justificaría su propia precuela dada la riqueza de su personaje) y la historia de amor entre la abogada Kim Wexler y Jimmy, además de su laberíntica carrera de obstáculos hasta hacerse con el título de abogado.

Poco se sabe de “El camino”, que filmada en una reserva casi absoluta en la que no se permitió ningún tipo de filtración a la prensa. En los avances se ven paisajes característicos del arte de la serie, un Jesse Pinkman conduciendo por largas carreteras desérticas y llegando al medio de la nada para cavar en busca de algún secreto escondido bajo tierra. También se mostró una foto de su antigua novia Andrea junto a su hijo Brock, el lazo más cercano a lo familiar que pudo espiarse de la vida de Pinkman. Heisenberg ha convertido su contingencia en destino y todo indica que Bryan Cranston no participa de la serie, lo cual centra la intriga de “El camino” a Jesse, quien deberá encontrar sus propias respuestas y abrirse un camino.

A lo largo de “Breaking Bad”, White envenenó de a poco a Pinkman: por él mató a Gale, por ejemplo, y la culpa lo aplastó durante una temporada completa. La serie de Gilligan se caracterizó por dar mucha más importancia a los estragos que causaban sus clímax que a los momentos en sí, y lo mejor que podría hacer esta continuación es explorar en profundidad las cicatrices que el periplo de la metanfetamina dejó en Jesse. Durante la premiere de “El Camino” realizada el lunes en Los Ángeles se reencontraron varios de los actores de la serie histórica aunque no se dieron detalles del elenco, nadie confirma ni niega nombres salvo los vistos en pantalla, y todo pese a que en fichas técnicas difundidas por IMDB o Variety no figuran ni Cranston ni Giancarlo Espósito (Gus Fring).

Los fans sueñan con que se trate de una estrategia y den el golpe de gracia. Sí en cambio figura en los créditos Jonathan Banks (Mike Ehrmantraut), quien deberá reaparecer mediante un flashback dado que en la trama fue asesinado por Heisenberg. Cranston y Paul no sólo posaron y se abrazaron para las fotos, sino que en el plano empresarial aprovecharon esta secuela para lanzar su propia marca de mezcal, “Dos hombres”. Así que, de algún modo, siguen “cocinando” juntos.

www.ambito.com


Etiquetas: