Día Mundial del Yoga, "el gran cable a tierra que necesita la humanidad"

  22 Junio 2019    Leído: 719
    Día Mundial del Yoga,     "el gran cable a tierra que necesita la humanidad"

Desde 2015 Naciones Unidas oficializó el 21 de junio como el Día Mundial del Yoga, una práctica milenaria que ha sido asumida por sociedades occidentales como una disciplina efectiva para mejorar la salud, tanto a nivel físico como espiritual.

El Día Mundial del Yoga fue instaurado pensando en el equinoccio del 21 de junio del hemisferio norte. Ese día varias academias de yoga se dan cita en lugares públicos para realizar ejercicios al aire libre, tal es el caso de la India, donde nació esta práctica milenaria.

En el hemisferio sur, Uruguay tiene previsto festejarlo el 23 de junio en el Hotel Radisson de Montevideo, donde se reunirán siete escuelas tradicionales de yoga del país. El instructor Carlos Mosca, de la Asociación de Yoga Sivananda, conversó con Sputnik sobre los beneficios del yoga y cómo Occidente ha asumido esta práctica universal como una disciplina física, a pesar de que el yoga "es mucho más".

"Es verdad que es una disciplina física pero yoga también es meditación, es canto espiritual. Yoga es más bien un medio para alcanzar 'el yoga', que es la unión del ser físico con el ser interior", explicó Mosca.

Para este instructor, el principal beneficio del yoga en la sociedad actual es que ofrece un instrumento para lograr ese equilibrio. "La tecnología y todo el sistema consumista potencian el estrés de las personas y hay un ritmo biológico que no compagina con el ritmo social, y ahí es donde las personas necesitan un cable a tierra", indicó.

"Lógicamente, hay much¡as maneras de salir de esta noria, pero el yoga puede ser el gran cable a tierra que necesita la humanidad", aseguró el experto.

El yoga surgió en la India hace miles de años como una práctica universal, "nunca como algo individualizado para un grupo elegido sino como un método para la humanidad", aclaró Mosca. Con esta premisa ha logrado adaptarse a todas las sociedades del mundo y en parte también gracias a una visión integral del ser humano.

"Lo primero que hace 1.000 años descubrieron los yoguis fue que para hacer este viaje interior hacia el equilibrio y la unión de nuestro ser interior es que debía estar en un estado saludable y es por ello que surge el hatha yoga o yoga físico", contó Mosca.

Por ello en el mundo existen diferentes escuelas de hatha yoga que mezclan los ejercicios y posturas tradicionales. Y es que de hecho, "lo más importante no es la complejidad sino  la forma de encararlos", explicó Mosca.

Según contó Mosca, el yoga por definición es una práctica no violenta y esto se refleja en el  hatha yoga cuando en la práctica de una postura nos exigimos por encima de las limitaciones, algo que sucede a menudo a nivel social con la patología de la competitividad.

"Si hay posturas difíciles eso no es lo importante, sino intentarlo. En ese trabajo gradual que implica ejercicios, relajación y control respiratorio, algo que se va aprendiendo poco a poco", explicó el experto.

Simples o complejas, ¿cuáles posturas son más recomendadas?

Mosca explicó que no son pocos los practicantes primerizos que llegan a la Academia Sivananda en Montevideo ansiosos por completar posturas complejas. Pero no siempre la más compleja es la que más nos beneficia.

"Posturas simples pueden reportarnos un beneficio excelente. La primera postura recomendada es la de shavasana, esta postura de relax que nos enseña cómo aprender a concentrarnos y escuchar nuestra respiración. A partir del control de la respiración podemos ejercer el control de nuestro ritmo biológico", aseguró el instructor. Sputnik 


Etiquetas: