Todo un país sufre un "desastre" al permanecer varios días sin Internet por el corte de un cable

  01 Febrero 2019    Leído: 464
Todo un país sufre un "desastre" al permanecer varios días sin Internet por el corte de un cable

Luego de algunos días se restableció el servicio, pero entonces las autoridades cortaron el acceso a las redes sociales.

Las autoridades de Tonga anunciaron este jueves que esperan que los habitantes de ese país insular vuelvan a tener acceso a Facebook y YouTube este fin de semana, una vez que se logre reparar el cable submarino de fibra óptica que fue cortado el 20 de enero.

Tonga, una pequeña nación de Oceanía, inicialmente quedó desconectada del mundo virtual casi por completo, pero posteriormente se logró restablecer la conexión a Internet de forma limitada a través de satélite. No obstante, las autoridades bloquearon el uso de redes sociales para la mayor parte de la población a fin de preservar el ancho de banda.

Piveni Piukala, director de Tonga Cable Ltd., la empresa que opera el cableado submarino de ese país, dijo que al parecer un barco cortó el cable en varias partes al arrastrar un ancla sobre el lecho marino. Además indicó que se ha identificado a un buque cisterna que se encontraba en el área en ese momento, por lo que se trabajará con las autoridades correspondientes para determinar si hubo negligencia.

Caos
La desconexión de Internet se convirtió en un "absoluto desastre" y una "crisis nacional" para los tonganos. Los residentes y empresarios comentaron que han tenido dificultades para muchas tareas, desde leer correos electrónicos hasta procesar pagos con tarjetas bancarias.

El director de Tonga Cable Ltd. señaló que la prioridad de la compañía tras el fallo en el cableado ha sido restaurar el acceso a Internet para las agencias gubernamentales e industrias como aerolíneas y bancos. "Entendemos que la gente necesita Facebook, pero no podemos hablar de cosas superfluas cuando estamos varados en una isla sin comida", agregó.

Se prevé que los trabajos de reparación concluyan la tarde de este viernes, y luego se llevarán a cabo las respectivas pruebas para tener restaurado el servicio este fin de semana. Según Piukala, las reparaciones costarán más de un millón de dólares, dinero que la compañía no puede darse el lujo de asumir.


Etiquetas: