Reino Unido prohíbe una campaña publicitaria que afirma que las vacunas pueden matar a los niños

  08 Noviembre 2018    Leído: 711
Reino Unido prohíbe una campaña publicitaria que afirma que las vacunas pueden matar a los niños

Esa publicación muestra la imagen de un menor fallecido y forma parte de una iniciativa antivacunación de EE.UU.

La Autoridad para los Estándares de la Publicidad de Reino Unido (ASA, por sus siglas en inglés) ha establecido que no se podrá publicar en Facebook un anuncio que advierte a los padres de que la vacunación puede matar a sus hijos, informa The Independent.

Este 7 de noviembre, ese organismo ha determinado que las declaraciones de la campaña del grupo estadounidense Stop Mandatory Vaccination (Cesen la Vacunación Obligatoria) carecen de fundamento y tergiversan la publicidad.

El anuncio de ese colectivo indicaba: "Padres, no solo cualquier vacuna administrada a cualquier edad puede matar a su hijo, sino que si ocurre esa tragedia impensable los médicos la descartarán como 'síndrome de muerte súbita del lactante'".

Esta publicación también mostraba un bebé con los ojos cerrados y el texto Owen Matthew Stokes (18 de agosto de 2017-25 de octubre de 2017).

La madre de un niño pequeño se quejó por esa publicación, aseguró que sus afirmaciones eran "un engaño" y argumentó que era probable que causara "una angustia indebida".

Cuando la ASA se puso en contacto con Larry Cook, el activista norteamericano detrás de la campaña, ese hombre indicó que el Departamento de Salud de Estados Unidos tiene registrados 4.000 millones de dólares en indemnizaciones y 6.122 demandas por daño o muerte causadas por vacunaciones en los últimos 30 años.

Sin embargo, la entidad británica determinó que "las pruebas no demuestran que todas las vacunas sean capaces de causar muertes infantiles" y estableció que la imagen de un niño muerto "puede molestar a los lectores, en particular a los que son padres", así que prohibió que ese anuncio se pueda volver a mostrar en su forma actual.

RT


Etiquetas: EEUU   vacuna