"¿Realmente somos aliados de Washington?"

  29 Mayo 2018    Leído: 621
"¿Realmente somos aliados de Washington?"

Aliados tradicionales de EE.UU. empiezan a ver el país norteamericano como un socio poco fiable debido a su impredecible política exterior, escribe el periodista estadounidense Dave Lindorff.

La política exterior de la Administración de Donald Trump "sigue amenazando [al mundo] con más conflictos", opina el periodista estadounidense Dave Lindorff en su último artículo para RT.

Trump, que está "rompiendo acuerdos a diestro y siniestro", les hizo replantearse a sus socios una cuestión: "¿realmente somos aliados de Washington?", escribe Lindorff. No en vano, las consecuencias de la retirada de Estados Unidos del acuerdo nuclear iraní serán muy serias para las relaciones entre Washington y la Unión Europea, destaca el periodista. En este sentido, recuerda que John Bolton, asesor de Seguridad Nacional de Trump, amenaza a Europa con imponer sanciones a las empresas europeas que sigan invirtiendo en Irán, si bien "no serán unas sanciones impuestas por la ONU, sino solo por Estados Unidos", recalca.

No todos los 'socios' quieren derrocar a Irán
El equipo de Trump no se limita a Bolton, ya que Mike Pompeo, el nuevo secretario de Estado estadounidense, "promete destruir a Irán económicamente". Según Lindorff, esto "puede considerarse como una amenaza al régimen iraní", lo que choca con otros aliados, ya que "derrocar el régimen iraní no es algo que quieran otros integrantes de la OTAN". Así las cosas, la UE ya ha empezado buscar el modo de evitar el sistema financiero de EE.UU para conservar las relaciones comerciales con empresas iraníes.

El gigante asiático necesita petróleo

En cuanto a China, el periodista estadounidense sostiene que "no mostró ninguna intención de apoyar el boicot protagonizado por EE.UU". De hecho, escribe Lindorff, las relaciones de China e Irán se basan en el comercio, en el petróleo que tiene Irán, que, al mismo tiempo, quiere comprar China, cuya economía "necesita más y más petróleo".

Japón no es una excepción, según el periodista, ya que se acercó a China "tratando de 'resetear' las relaciones bilaterales generalmente tensas", entre otras cosas porque "Tokio no cree que EE.UU pueda ser considerado como un socio fiable".

Trump frente al mundo
Lindorff cree que el reciente ataque verbal de EE.UU contra Venezuela, tras el triunfo electoral de Maduro, tampoco lanza una buena señal a los socios estadounidenses en Europa, Asia y América Latina, en el marco del embargo petrolero que Washington desea imponer al país latinoamericano.

En cuanto a la crisis coreana, el periodista sostiene que Trump, que abogó durante tanto tiempo por una cumbre con Kim Jong-un, fácilmente "se dio la vuelta y dijo que no se encontraría con líder norcoreano". El periodista recurre a la ironía para afirmar que "todas las esperanzas de Trump de ganar el Premio Nobel de la Paz se estrellan contra las rocas", mientras su asesor de Seguridad Nacional, John Bolton, "amenaza a Corea del Norte con un 'escenario Libio' de desnuclearización".   

"Todo eso se produce cuando las relaciones entre EE.UU y Rusia están en el retrete", sostiene Lindorff. En este sentido, el periodista cree que la Administración Trump "sigue siendo muy dura" hacia Rusia, insistiendo en que Moscú "devuelva Crimea a Ucrania" y, al mismo tiempo, "apoyando al ejército ucraniano que sigue combatiendo contra Donetsk y Lugansk".

"Si EE.UU. acaba con imponer sanciones a China, Japón, Venezuela, Irán, a países europeos más importantes y a cada país que no quiere seguir adelante con esas sanciones —todo eso puede pasar— resulta difícil entender qué mercados quedarán abiertos para los exportadores de EE.UU.", opina Lindorff. RT


Etiquetas: