La amenaza radiactiva de la URSS sigue viva

  21 Mayo 2018    Leído: 2036
La amenaza radiactiva de la URSS sigue viva

Las antiguas repúblicas soviéticas carecen de recursos para manejar los desechos de la que fue floreciente minería del uranio y de alternativas de empleo

“Cuando Daniel crezca nos iremos, tal vez a Bishkek (la capital de Kirguizistán), tal vez a Rusia, donde hay más posibilidades de encontrar trabajo y donde la vida es más fácil que en Mailuu-Suu”, dice Beguimai Suegénova, mientras mece en sus brazos a un bebé de tres meses. Mailuu-Suu (22.000 habitantes) está situada en las escarpadas riberas del río del mismo nombre, a unos 25 kilómetros de la frontera con Uzbekistán. Este entorno deprimido y con graves problemas ecológicos fue la primera “ciudad cerrada” de Asia Central, donde, de 1946 a 1968, se extrajo de la tierra y se procesó mineral de uranio para el programa de armamento de la Unión Soviética.


Mailuu-Suu y otras localidades mineras de Kirguizistán, Uzbekistán, Tayikistán y Kazajstán fueron los eslabones centroasiáticos de la cadena de producción de uranio de la industria bélica de la URSS.

ElPais


Etiquetas: URSS