Arabia Saudita está interesada en la industria petroquímica de Azerbaiyán

  01 Diciembre 2017    Leído: 635
Arabia Saudita está interesada en la industria petroquímica de Azerbaiyán
Arabia Saudita está interesada en los ámbitos de la industria de refinación y petroquímica de Azerbaiyán y examinó las oportunidades de cooperación en estas áreas, dijo el ministro de Energía, de la Industria y de los Recursos Naturales de Arabia Saudita, el presidente de la conferencia de la OPEP , Khalid Abdulaziz al-Falij en una reunión con el ministro de Energía de Azerbaiyán Parviz Shahbazov en Viena en el marco de la tercera reunión de los miembros de la OPEP y los países que no pertenecen al cártel.

Según un informe del ministerio de Energía difundido el viernes en la reunión se examinaron los resultados de acuerdo sobre la reducición de la producción de petróleo, la situación en los mercados mundiales, así como las cuestiones de la cooperación con Azerbaiyán en el marco de la OPEP+.

El ministro saudita señaló que la cooperación con los países de la OPEP , que no entran en el cartel, acompañado de los logros sucesivos y calificó la tendencia positiva hacia la estabilización de los precios del petróleo como el fruto de actividades conjuntas.

"El apoyo de la República de Azerbaiyán de este proceso y la inclinación de cumplimiento de las obligaciones son factores más importantes para el logro de un objetivo común", dijo Abdulaziz al-Falij.

En la reunión también se abordó el tema de la situación de petróleo en el balance energético mundial. Se observó que, a pesar del fortalecimiento de las nuevas tendencias en el sector de la energía, el petróleo durante mucho tiempo conservaría su validez como el tipo de combustible.

"También se examinaron las cuestiones de la cooperación bilateral en materia de energía entre Arabia Saudita y la República de Azerbaiyán. Arabia Saudita expresó su interés por la petroquímica y la industria petrolera de Azerbaiyán y discute las posibilidades de cooperación en esta dirección", - se dice en el mensaje.

Zahra Aslanli

Etiquetas: