Con o sin eclipse nunca hay que mirar al Sol: existe peligro de ceguera

11:58   22 Agosto 2017    227

El Sol emite una gran cantidad de radiación que al atravesar el ojo se concentra en la retina, a la que puede dañar provocando ceguera parcial o total irreversible, así que nunca hay que mirarlo directamente, ni tampoco cuando su fuerte brillo disminuye por un eclipse, ya sea total o parcial como el que se prevé hoy.

“Mirar al Sol siempre es peligroso”, detalla a Efe Sergio Barbero, del Instituto de Óptica del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), quien recuerda que el daño puede aparecer desde el primer momento.

El Sol, explica, emite una gran cantidad de energía -radiación solar- que al atravesar el ojo se concentra en la retina y una concentración intensa de esa energía sobre esta puede dañarla provocando ceguera parcial (o total) irreversible.
“Nunca miramos a pleno sol porque el fuerte brillo de éste nos hace apartar la mirada”, añade. Sin embargo, “el peligro de los eclipses es que, al disminuir el brillo por la oclusión parcial del Sol, nos da la sensación de que la energía que llega sobre nuestra retina no es peligrosa, lo cual no es cierto”.

Por eso, recalca, no hay que observarlo de manera directa y con los ojos desnudos; tampoco con soluciones “caseras”, tipo radiografía o gafas de sol convencionales: “La manera segura es utilizar visores homologados por el estándar internacional IOS 12312-2”.
Poner filtros a prismáticos o telescopios

Ricard Casas, del Instituto de Ciencias del Espacio (IEEC-CSIC) de Barcelona, también insiste en lo mismo: para mirar hoy al cielo hay que usar gafas de eclipse, que no dejan pasar la luz infrarroja ni ultravioleta, y hay que huir de apaños caseros.

Además de las gafas de eclipse, que se pueden adquirir en ópticas y en lugares vinculados a la astronomía, los expertos aconsejan, si se usan prismáticos o telescopios, poner filtros en los objetivos.

Para Casas, un eclipse solar total -parcial en Europa y en otros puntos- es ante todo un espectáculo, que no es fácil de ver. No obstante, también aporta conocimiento desde el punto de vista científico.

Aunque desde hace años existen instrumentos capaces de medir la cromosfera y la corona solar, un evento de este tipo sirve a la comunidad científica para repetir estas mediciones y comparar datos. El eclipse también servirá para medir con precisión el diámetro de este astro.

El eclipse de hoy será un acontecimiento en EE.UU., donde será total y se podrá ver de costa a costa, pero en España se verá poco, ya que será parcial y coincidirá además con la puesta de sol.

Por ejemplo, en Madrid, donde el eclipse se iniciará a las 20:45 horas, solo el 7,7 % del disco solar se verá oscurecido; en A Coruña casi el 13 %; en Huelva un poco más del 14 %, y en las islas Canarias se oscurecerá entre el 39 y el 41 % de la superficie solar, siendo este archipiélago el mejor sitio para verlo.

No obstante, hay un problema añadido: las costas del Mediterráneo y el norte de Canarias se han despertado con calima y durante la segunda mitad del día se esperan algunas nubes en la meseta norte, costa de Cataluña y Huelva, además de Melilla y oeste de Canarias, que podrían afectar la visibilidad del eclipse solar, señala el portal eltiempo.es. Efefuturo

Etiquetas: #ciencia   #eclipse  


Otros artículos de rúbrica