Defensora del Pueblo de Azerbaiyán pide a la comunidad internacional una valoración jurídica de la tragedia del 20 de enero

  19 Enero 2023    Leído: 671
  Defensora del Pueblo de Azerbaiyán pide a la comunidad internacional una valoración jurídica de la tragedia del 20 de enero

La Comisaria de Derechos Humanos de la República de Azerbaiyán (Defensora del Pueblo), Sabina Aliyeva, hizo una declaración en relación con el 33 aniversario de la tragedia del 20 de enero.

AZERTAC presenta la declaración.

"Han pasado 33 años desde los sangrientos sucesos del 20 de enero, que han entrado en la historia contemporánea de Azerbaiyán como uno de los días más trágicos y, al mismo tiempo, como una de las páginas más brillantes y gloriosas de la heroica historia del pueblo azerbaiyano.

En la noche del 19 al 20 de enero de 1990, el ejército soviético cometió una masacre de civiles inocentes en Bakú.

Este sangriento incidente se cometió para acallar las voces de los pacíficos azerbaiyanos que protestaban contra el apoyo de los antiguos dirigentes soviéticos a la política agresiva de Armenia hacia las tierras históricas de Azerbaiyán, su política de prejuicios proarmenios y antiazerbaiyanos, y para impedir que el sueño de la independencia se hiciera realidad. A pesar del brutal acto terrorista cometido por el imperio soviético contra personas inocentes, no fue posible quebrar la voluntad del pueblo azerbaiyano

Como resultado de este crimen contra la humanidad, cometido por las tropas de la antigua Unión Soviética en Bakú y Sumgayit, también en algunos distritos de Azerbaiyán, 150 ciudadanos pacíficos, entre ellos niños, mujeres y ancianos fueron asesinados sin piedad, 744 personas resultaron heridas, 841 personas fueron detenidas ilegalmente, 112 de ellas fueron enviadas a diferentes prisiones de la URSS.

Aunque los sangrientos sucesos del 20 de enero son uno de los días más trágicos que hemos vivido en el pasado reciente, han quedado en la memoria del pueblo azerbaiyano como una gloriosa historia de heroísmo.

Con el fin de informar a la comunidad mundial sobre los crímenes contra la humanidad cometidos el 20 de enero, el líder nacional del pueblo azerbaiyano Heydar Aliyev, junto con miembros de su familia, a pesar de las presiones y dificultades, acudió a la Misión Permanente de Azerbaiyán en Moscú el 21 de enero de 1990, donde celebró una conferencia de prensa e hizo una dura declaración sobre el crimen cometido por los dirigentes soviéticos.

El 20 de noviembre de 1990, en la sesión de la Asamblea Suprema de la República Autónoma de Najchiván, el líder nacional Heydar Aliyev consideró la sangrienta tragedia del 20 de enero como un atentado contra los derechos soberanos del pueblo azerbaiyano, y tras su regreso al poder de Azerbaiyán en 1994, los sucesos del 20 de enero recibieron una valoración política y jurídica, se hicieron públicos los nombres de los autores de este crimen y se declaró el 20 de enero día de duelo nacional.

El terror sangriento contra la población pacífica durante los sucesos de enero, el asesinato y las heridas de cientos de personas, entre ellas muchas mujeres, ancianos y niños, la privación de su derecho a la vida, la imposibilidad de obtener información fidedigna sobre los sucesos al mantener a la población en bloqueo informativo fue una violación flagrante y masiva de uno de los principios más importantes del derecho internacional: el principio del respeto de los derechos humanos y las libertades.

Como consecuencia de esta tragedia, se violaron gravemente las disposiciones de la Declaración Universal de Derechos Humanos de la ONU, del Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos y de otros instrumentos jurídicos internacionales.

Los actos criminales cometidos durante los sucesos del 20 de enero constituyen una violación grave y masiva de los derechos humanos, una clara falta de respeto al derecho internacional, incluido el derecho internacional humanitario, y un acto de agresión armada contra la soberanía y la independencia de Azerbaiyán, así como un crimen contra la humanidad.

Creemos que lo ocurrido el 20 de enero, como resultado de una agresión militar contra Azerbaiyán, se considerará un crimen contra la humanidad según el derecho internacional, los autores de este crimen serán llevados ante la justicia y los criminales no quedarán impunes.

Instamos a las organizaciones internacionales y a la comunidad mundial a que evalúen inmediatamente desde el punto de vista jurídico esta sangrienta acción, que ha dado lugar a una flagrante violación de los derechos humanos, contraria a los principios y normas del derecho internacional universalmente reconocidos".

La declaración se ha enviado al secretario general de las Naciones Unidas, al Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, al Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, al Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados, al Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas, a UNICEF, a la UNESCO, a la Unión Europea, al Consejo de Europa, a la OSCE, a las Instituciones Internacionales y Europeas de Defensores del Pueblo y a la Asociación de Defensores del Pueblo Asiáticos, a la Asociación de Defensores del Pueblo de la Organización de Cooperación Islámica y sus Estados miembros, a la Red Europea de Defensores de los Derechos del Niño, a la Oficina Internacional de la Paz, a los Defensores del Pueblo de diferentes países, a las Embajadas de Azerbaiyán en el extranjero y de países extranjeros en Azerbaiyán, a los organismos de la diáspora azerbaiyana.


Etiquetas:


Noticias