Alerta de humo y fuego en el avión de EgyptAir antes de estrellarse

  21 Mayo 2016    Leído: 156
Alerta de humo y fuego en el avión de EgyptAir antes de estrellarse
Dos pilotos de la fuerza aérea egipcia sobrevuelan el Mediterráneo en busca de restos del MS804.
La búsqueda del A320 que se estrelló el jueves en el Mediterráneo oriental cosechó este viernes los primeros avances en el arranque de una tarea que se antoja larga y repleta de obstáculos. La marina egipcia halló a primera hora de la mañana fragmentos de cadáveres, asientos y equipaje a 295 kilómetros al norte de la costa de Alejandría, la segunda ciudad del país árabe. Durante la jornada, nuevas pruebas del naufragio fueron localizadas flotando en el mar. "La marina egipcia ha logrado recuperar más restos del avión, entre ellas, algunas pertenencias de los pasajeros, restos humanos y asientos", señaló el Ministerio de Aviación Civil egipcio en un comunicado. En declaraciones a la televisión estatal, el presidente de la aerolínea pública egipcia Egyptair, Safuat Muslem, precisó que el perímetro de búsqueda está fijado a lo largo de unos 64 kilómetros, en una zona que abarca 13.000 kilómetros cuadrados. La zona de rastreo se irá ampliando progresivamente. "El proceso de búsqueda será muy lento porque los restos se hallan en altamar. La ventaja es que, en este caso, se trata del Mediterráneo y las corrientes no son tan fuertes como en el océano", reconoce a EL MUNDO Ariel Shocrón, jefe del Departamento Técnico de Sepla (Sindicato Español de Pilotos de Líneas Aéreas). "Si todo marcha bien, en un par de semanas se podrían localizar las cajas negras, pero una investigación así puede necesitar como mínimo un año", calcula.Este viernes, un buque de la marina francesa zarpó del puerto mediterráneo de Toulon para participar en una misión de localización que involucra a Grecia, Francia, Italia, Chipre y Egipto. El navío, que alcanzará el lugar del accidente en dos o tres días, está equipado con un potente sonar capaz de identificar el sonido de las balizas de las cajas negras, la clave que puede arrojar luz sobre las causas del siniestro. Un avión de patrulla marítima P-3 Orion de Estados Unidos también llevó a cabo vuelos de reconocimiento desde su base en la isla italiana de Sicilia. La `zona cero` -cuya profundidad oscila entre los 2.440 y 3.040 metros- está situada al sureste de la última posición registrada la madrugada del jueves por el vuelo MS804 que cubría la ruta París-El Cairo antes de efectuar dos bruscos y repentinos giros y desvanecerse del radar. Un área en la que, precisamente este viernes, un satélite de la Agencia Espacial Europea detectó una mancha de petróleo de dos kilómetros de diámetro que podría corresponder a restos del aparato en el que viajaban 66 personas, entre ellas, 30 egipcios y 15 franceses.Mientras la búsqueda inauguraba una azarosa singladura, los parientes de las víctimas recibían la confirmación oficial de que no existen supervivientes. En un comunicado, el presidente egipcio Abdelfatah al Sisi expresó sus condolencias. "La Presidencia, con profunda tristeza y pesar, llora a las víctimas del vuelo de EgyptAir que se estrelló en el Mediterráneo en su camino de regreso a El Cairo desde París", esbozó la nota. Para aplacar el dolor y la zozobra, algunas familias egipcias aprovecharon la jornada festiva del viernes para celebrar funerales con la desoladora imagen de unos féretros vacíos. El resto de familiares, algunos llegados desde París, se congregó en un hotel próximo al aeropuerto internacional de El Cairo. Las autoridades egipcias establecieron un comité de investigación presidido por Ayman al Moqadem, un veterano piloto egipcio, al que se sumaron este viernes un técnico de Airbus -fabricante del avión- y tres investigadores procedentes de Francia y Reino Unido, respectivamente. Es muy pronto para trazar hipótesis."Los últimos movimientos del aparato podrían deberse a una despresurización que obligó al piloto a descender a una altitud en la que se pudiera respirar. No será posible saber lo que ocurrió hasta que se hallen todas las piezas del avión y las cajas negras", insiste Shocrón. El piloto del MS804, con más de 15 años de experiencia, no realizó ninguna llamada de emergencia. La tesis del atentado terrorista, que el ministro de Aviación Civil egipcio valoró el jueves como "más probable" que el fallo técnico, levantó este viernes las primeras dudas. En la retahíla de pasajeros del vuelo no aparecen nombres incluidos en las listas de vigilancia terrorista, apuntaron tres funcionarios de seguridad europeos citados por Associated Press. El silencio yihadista también se esgrimió como pesquisa. El pasado octubre, la rama egipcia del autodenominado Estado Islámico (IS, por sus siglas en inglés) reivindicó el ataque contra el avión ruso en el norte de la península del Sinaí en las horas siguientes al desastre. "El IS no ha publicado ni una sola palabra sobre el incidente. Tenemos que ser muy cautos sobre las especulaciones en este momento", manifestó a este diario Ayman al Tamimi, un reputado experto en yihadismo que suele supervisar a diario las comunicaciones de la organización que dirige Abu Bakr al Bagdadi. "Salvo que el IS u otro grupo terrorista diga algo, conseguir una instantánea más clara de lo que sucedió requerirá que se recuperan los datos del vuelo, y eso podría llevar meses o años. Existe, además, la posibilidad de que esa información no sea hallada jamás", concluye Al Tamimi.Con el escenario de un atentado en el horizonte, los investigadores de la seguridad aérea gala comenzaron este viernes los interrogatorios del personal de tierra del aeropuerto Charles de Gaulle involucrado directa o indirectamente en el vuelo de Egyptair y con autorización para acceder a áreas sensibles como el embarque, el manejo del equipaje, el mantenimiento o la seguridad. Procedimiento que también realizaron las autoridades egipcias el pasado octubre tras el derribo del avión ruso. "Todos los supuestos están siendo revisados pero ninguno ha sido privilegiado", advirtió el ministro de Asuntos Exteriores francés, Jean-Marc Ayrault. "No tenemos absolutamente ninguna indicación sobre las causas", apostilló.Presencia de humo en la cabinaVarios mensajes enviados desde el avión muestran que había fuego y humo dentro del aparato antes de caer al mar, según adelantó The Aviation Herald, una web especializada en seguridad en la industria aérea."Podemos confirmar que los sensores del aparato emitieron mensajes que indicaban que había humo en la cabina poco antes de que se interrumpieran las comunicaciones", señaló a Efe un portavoz de la Oficina de Investigación y Análisis (BEA).El BEA está asociado a la investigación del accidente porque el avión, un Airbus, se ensambla en Francia, así como porque el avión había partido del aeropuerto parisiense de Roissy-Charles de Gaulle y 15 de sus 66 ocupantes eran franceses. Las señales de presencia de humo se emiten de forma automática a través de un sistema denominado ACARS, agregó el portavoz.El portavoz precisó que la presencia de humo indica que hubo fuego, pero eso no lleva "a destacar ninguna hipótesis". "Hasta que no se encuentren los restos del avión será imposible determinar las causas que provocaron el accidente", señaló.El avión de Egyptair, que cubría la ruta París-El Cairo, se precipitó al mar efectuando dos giros bruscos después de desaparecer de los radares y perder altitud a gran velocidad, sin que hasta el momento se conozcan las causas de la tragedia, por lo que no se descarta la posibilidad de un atentado ni de un fallo técnico.Según The Aviation Herald, el sistema ACARS mostró que a las 2.26 hora local (00.26 GMT) se detectó humo en el baño del avión y sólo un minuto después dicho sistema envió un nuevo mensaje alertando de que también había humo proveniente de los sistemas electrónicos. La última comunicación se envió desde el avión a las 00.29 GMT y el contacto se perdió a las 00.33 GMT.

Etiquetas: