Cinco claves para seguir las elecciones armenias

  20 Junio 2021    Leído: 228
  Cinco claves para seguir las elecciones armenias

Los armenios acuden hoy a las urnas en los comicios legislativos anticipados de Armenia, país que sigue dividido entre los seguidores del primer ministro en funciones, Nikol Pashinián, y los simpatizantes del antiguo presidente Robert Kocharián.

Las elecciones, unas de las más polarizadas en la historia de esta república caucasiana, buscan poner fin a la grave crisis política que estalló tras la derrota de Armenia en la guerra de Nagorno Karabaj, aunque dado el hartazgo general con la clase política, los expertos dudan de que alguna de las formaciones logre hacerse con la mayoría en el Parlamento.

Estas son las cinco claves para entender mejor la votación de este domingo.

LOS FAVORITOS

Los favoritos de la actual carrera electoral son el partido de Pashinián, Pacto Cívico, y el bloque Armenia, liderado por Kocharián.

Según el último sondeo realizado por la encuestadora Gallup, la fuerza del que fue presidente de Armenia entre 1998 y 2008 obtendría en las elecciones del 20 de junio un 24,1 % de los votos.


Mientras, el partido de Pashinián, que hasta hace poco lideraba la intención de voto, recibiría un 23,8 %.

TRES EXPRESIDENTES Y UN PRIMER MINISTRO

Los comicios del 20 de junio son los primeros en los que participan todos los dirigentes de la historia postsoviética de Armenia.

Así, aparte de las fuerzas de Pashinián y Kocharián, aspiran a entrar en el Parlamento también el Congreso Nacional Armenio, del primer presidente de este país, Levón Ter-Petrosián, y el bloque Tengo el Honor, con el que se ha aliado el exmandatario Serge Sargsián.

Ter-Petrosián propuso a los otros exmandatarios unir fuerzas para desbancar a Pashinián con la condición de no aspirar luego al poder y conformarse con un cargo de segundo plano en el nuevo Gobierno, pero los principales aspirantes declinaron esta iniciativa, alegando, entre otros motivos, diferencias ideológicas con la formación del primer presidente.

DEMANDA DE CAMBIOS

Armenia acude a las elecciones de hoy desencantada con la clase política. Muchos ciudadanos no quieren la vuelta al poder de los antiguos mandatarios, pero tampoco desean ver al frente del país al actual primer ministro, al que responsabilizan de la derrota del país en la guerra de Nagorno Karabaj el año pasado.

En la sociedad hay una gran demanda de nuevos aires pero a falta de líderes políticos con un historial exento de polémica, los electores tendrán que elegir entre el menor de los males.

LA DIÁSPORA NO VOTA

Al igual que durante otras elecciones de los últimos años, la numerosa diáspora armenia no podrá influir en el resultado de los comicios.

Las autoridades armenias han recordado que podrán ejercer su derecho a voto únicamente los ciudadanos que estén físicamente en el territorio de Armenia.

Sin varios millones de personas que alcanza la comunidad de este país en el exterior -gran parte de ellos residentes en Rusia, EEUU, Francia- están llamados a las urnas cerca de 2,5 millones de armenios, que tendrán que elegir entre un total de 25 formaciones políticas que se presentan a los comicios.

DESAFÍOS POSTELECTORALES

Gane quien gane, su principal tarea será aglutinar a una sociedad dividida y desconfiada con iniciativas que le permitan mantener el respaldo de sus votantes al tiempo de acercarse al resto de la ciudadanía.

En particular, la fuerza ganadora tendrá que seguir implementando el acuerdo sobre Nagorno Karabaj, promovido por Rusia, lo que implica afrontar un complicado proceso sobre la delimitación de la frontera armenio-azerbaiyana y el desbloqueo de las comunicaciones en la región.

A la vez, el vencedor de los comicios estará forzado a tender puentes y forjar alianzas para controlar la Asamblea Popular en caso de no obtener la mayoría absoluta, tal y como vaticinan los últimos sondeos.

Si ningún partido o bloque logra ese objetivo, Armenia se encaminaría a una segunda ronda de las elecciones parlamentarias que disputarían las dos fuerzas más votadas en las elecciones de este domingo.

EFE


Etiquetas: