La UE se hace un lío con el ‘roaming’: los datos seguirán teniendo recargo

  11 Diciembre 2016    Leído: 222
La UE se hace un lío con el ‘roaming’: los datos seguirán teniendo recargo
Las llamadas no tendrán coste extra cuando se viaje, pero los usuarios intensivos tendrán que pasar un periodo de prueba de cuatro meses

La UE lleva una década tratando de eliminar el roaming, los cargos extras que cobran las compañías a sus abonados por llamar o conectarse con el móvil cuando salen a otro país de la Unión. Pero no acaba de encontrar la fórmula. La última propuesta del Colegio de Comisarios ha derivado en un texto ambiguo y un verdadero galimatías, cuya filosofía es dejar sin efecto cualquier recargo para las llamadas y los SMS pero salvaguardando el roaming o itinerancia para los datos.


La norma, o lo que la Comisión ha hecho pública de ella, es prácticamente ininteligible. Se crea una tarifa roam like at home (roaming como en casa) para que los consumidores puedan utilizar sus dispositivos móviles sin ningún límite de tiempo mientras viajan a la vez que se evitan “los efectos negativos sobre los paquetes de datos nacionales más competitivos”.

Es decir, en la práctica se deduce que no habrá limitaciones para las llamadas como en la propuesta anterior –tumbada por la presión popular y las asociaciones de consumidores- que circunscribía a 90 días el límite para llamar sin recargo. Pero se pondrán limitaciones a la navegación por Internet por mel móvil en las tarifas de prepago y en las tarifas planas con llamadas ilimitadas o con gran cantidad de datos contratados.

Además, los operadores podrán poner en "período de observación" durante cuatro meses a los abonados que identifiquen por su riesgo de utilización abusiva del roaming , es decir, que consuman más en el extranjero que en su hogar nacional. Si detectan en ese tiempo que el abonado está haciendo un uso abusivo fuera de su país deberán notificárselo y concederleun período de alerta adicional mínimo de 14 días para que explique ese consumo antes de cobrarle los recargos. Con esa medida se trata de evitar que los consumidores hagan tráfico de SIM con las tarifas planas más baratas de los distintos países de la UE.

La UE se hace un lío con el ‘roaming’: los datos seguirán teniendo recargo
La Comisión se justifica en que el fin del roaming previsto para junio de 2017 no significa que todos los ciudadanos de la Unión Europea puedan contratar la tarifa de cualquier país, sino que va dirigido a la gente que viaja dentro de la UE “por trabajo u ocio" para que pague lo mismo que en su país.

Entre los consumidores considerados con una "relación estable" se encuentran los trabajadores fronterizos o desplazados, estudiantes y jubilados que tienen vínculos estables con un Estado sin residir oficialmente en él, para que puedan beneficiarse de ofertas en el país en el que trabajan, estudiar o pasar un tiempo considerable.ElPais

Etiquetas: