La Administración Biden seguirá reconociendo al Sahara Occidental como marroquí

  02 Mayo 2021    Leído: 1882
La Administración Biden seguirá reconociendo al Sahara Occidental como marroquí

Así se concretó en una llamada telefónica celebrada este viernes entre el secretario de Estado de EE.UU., Antony Blinken, y el ministro de Exteriores de Marruecos, Nasser Bourita.

La Administración Biden no tiene planes de revertir la posición tomada por EE.UU. sobre el Sahara Occidental en la recta final de la Administración Trump. El diciembre pasado, poco después de su derrota en las elecciones presidenciales de diciembre y a un mes de abandonar la Casa Blanca, Donald Trump anunció que EE.UU. reconocía la soberanía de Marruecos sobre el Sahara Occidental.

El acuerdo se enmarcaba dentro de los progresos diplomáticos en Oriente Medio de la Administración Trump para el reconocimiento de Israel por parte de países de la región: Marruecos restablecía relaciones diplomáticas con Israel y, a cambio, EE.UU. reconocía al Sahara Occidental como territorio soberano marroquí.

La decisión cambiaba de un día para otro la política mantenida durante décadas por EE.UU. sobre la antigua colonia española, un territorio disputado por Marruecos y el Frente Polisario, que persigue su independencia. La ONU ha determinado en resoluciones de su Consejo de Seguridad que el futuro del Sahara Occidental se decida en un referéndum, pero Marruecos se niega a celebrar cualquier votación que incluya una opción para la independencia del territorio.

Tras la llegada de la Administración Biden, una de las cuestiones era ver qué posición tomaba al respecto. La decisión ha sido mantener la postura de su antecesor, según ha podido saber Axios. Así se concretó en una llamada telefónica celebrada este viernes entre el secretario de Estado de EE.UU., Antony Blinken, y el ministro de Exteriores de Marruecos, Nasser Bourita. En el contenido de la conversación compartido por la Casa Blanca no hay ninguna mención al Sahara Occidental. Solo se reconocen los «pasos» dados por Marruecos para «mejorar la relación con Israel» y que la relación Marruecos-Israel «traerá beneficios a largo plazo para ambos países».

Dos fuentes del Departamento de Estado, sin embargo, aseguraron a Axiso que sí se habló de la antigua colonia española y que Blinken dijo que la Administración Biden no revertirá la decisión de la Administración Trump, al menos por el momento. Diez días antes, el enviado de Biden para Oriente Medio, Brett McGurk, habló con Bourita y compartió la idea de que no habría cambios.

Nuevo enviado especial de la ONU
La idea que mantiene el equipo de Biden es que se retomen las conversaciones con Marruecos para nombrar a un nuevo enviado especial de la ONU al Sahara Occidental, que está vacante desde 2019, y para la celebración de elecciones que concedan autonomía al territorio.

No hay indicaciones de que España haya tenido ningún papel en las conversaciones sobre un territorio que estuvo bajo su soberanía hasta hace tres décadas. La ministra de Asuntos Exteriores, Arancha González-Laya, ha evitado pronunciarse sobre la necesidad de que EE.UU. revierta la posición tomada por Trump y se ha limitado a decir que hay que impulsar conversaciones desde la ONU. Los contactos diplomáticos entre el Gobierno de Pedro Sánchez y el de Biden han sido, además, de muy baja intensidad. González-Laya sí ha hablado por teléfono con Blinken -no trascendió que tocaran el tema del Sahara Occidental- y Biden sigue sin hablar con Sánchez. El presidente de EE.UU. ha conversado con cerca de cuarenta líderes de todo el mundo, pero Sánchez no ha conseguido meterse en su agenda.

abc


Etiquetas: