Occidente declara `guerra comercial` a China

  07 Diciembre 2016    Leído: 159
Occidente declara `guerra comercial` a China
El gobierno de Japón no planea reconocer a China como "un país con economía de mercado", informaron los medios nipones citando fuentes gubernamentales.
Los expertos ya vaticinan que esta decisión puede provocar una `guerra comercial` entre los dos países. Y Tokio no es el único que se opone a esto. ¿Cuáles serán las consecuencias?

" El 11 de diciembre de 2001 la República Popular China ingresó en la Organización Mundial del Comercio (OTC) como un estado con economía en transición. Según los acuerdos de aquella época, en 15 años los socios de China decidirían si el gigante asiático se convertía en un país con economía de mercado. Ya es diciembre de 2016 así que para los miembros del ente llegó la hora de decidir si Pekín ha logrado alcanzar la meta. En este sentido, cabe señalar que no es una cuestión simple puesto que este estatus es crucial en la solución de las controversias comerciales entre los miembros de la organización, vinculados con las acusaciones en dumping —la práctica de las ventas por debajo del costo con fines de eliminar a la competencia y dominar el mercado—. La idea es que los países que tienen dicho estatus corren menos riesgo de someterse a los derechos antidumping.

De esta manera, Pekín sigue vulnerable a dichos derechos. Sin embargo, dado que EEUU y la UE tampoco van a reconocer que China se ha convertido en una nación con economía de mercado, las implicaciones para el país asiático pueden ser desagradables teniendo en cuenta que la nación está sufriendo desaceleración en su economía. La investigación, realizada por un grupo de los productores europeos, demostró que el reconocimiento de este estatus a China obstaculizará la competencia con las importaciones baratas que provienen de este país para los fabricantes de Europa. Al fin y al cabo esto podría causar la pérdida de unos 3,5 millones de puestos de trabajo en la UE.

EEUU aumenta su presión contra China a través de la Organización Mundial del Comercio Obviamente, Pekín no se quedará de brazos cruzados en esta cuestión y responderá a la presión. Los expertos ya han predicho que todo esto puede provocar una `guerra comercial` entre las mayores potencias del mundo, la que puede influir negativamente sobre las tasas de crecimiento de la economía mundial, ya ralentizadas. Por otro lado, esto solo impulsará los planes de Pekín de crear su propia zona de comercio libre en la Cuenca del Pacífico y ayudará a acelerar la integración con la Unión Euroasiática, liderada por Moscú.

Sputnik

Etiquetas: