El Ministerio de Cultura emitió una declaración sobre la profanación armenia de una mezquita en Zanguilán

  24 Octubre 2020    Leído: 258
  El Ministerio de Cultura emitió una declaración sobre la profanación armenia de una mezquita en Zanguilán

AZERTAC informa que la declaración reza: "Hoy el victorioso ejército azerbaiyano libera cada cinco pulgadas del territorio histórico de la República de Azerbaiyán -la región de Nagorno-Karabaj y sus alrededores, que han estado bajo la ocupación de las Fuerzas Armadas de Armenia durante unos 30 años.

Gracias al coraje de nuestras Fuerzas Armadas, los centros de los distritos de Djabrayil, Fuzulí, Zanguilán, así como varios asentamientos en estos distritos, así como en los distritos de Jodjavand y Tartar fueron liberados de la ocupación. Nuestros monumentos históricos y culturales ubicados en los territorios liberados también se salvaron de la opresión del enemigo. Al mismo tiempo, cabe señalar con pesar que durante los años de ocupación, como resultado de la política agresiva de Armenia, los verdaderos monumentos históricos y culturales pertenecientes a Azerbaiyán fueron destruidos, objeto de vandalismo y utilizados para otros fines. Las mayores destrucciones de las Fuerzas Armadas Armenias fueron causadas a monumentos musulmanes - mezquitas, tumbas y otros santuarios. Manteniendo el ganado en las mezquitas, los armenios demostraron su odio hacia los azerbaiyanos. Esta actitud bárbara hacia el patrimonio cultural situado en los territorios ocupados, incluidos los monumentos únicos de especial importancia, es una amenaza contra el patrimonio mundial. La mayoría de los monumentos situados en los territorios liberados, como era de esperar, se encuentran en un estado deplorable. El uso del edificio de la mezquita histórica en el distrito de Zanguilán, que está registrado por el Estado como un monumento histórico y cultural inmóvil, como un establo para cerdos, es otro claro ejemplo de vandalismo armenio. Este hecho debería convertirse en motivo de duras críticas no sólo por parte de Azerbaiyán, sino también por parte de las organizaciones internacionales, la comunidad mundial progresista como actitud bárbara hacia el patrimonio cultural mundial en general. Este caso demuestra la actitud de la República de Armenia hacia otras religiones y su verdadero rostro. El mantenimiento de animales en la mezquita, junto con la actitud negativa de la República de Armenia hacia los valores mundiales, es una falta de respeto a los valores religiosos de nuestra nación, de todo el mundo musulmán y debería ser evaluado legalmente a nivel internacional. Hacemos un llamamiento a los Estados y pueblos del mundo para que condenen esos actos bárbaros de Armenia contra los valores universales. Llamamos la atención sobre el hecho de que, de conformidad con la Convención de La Haya de 1954 para la Protección de los Bienes Culturales en Tiempo de Conflicto Armado, un Estado ocupante no debe permitir la destrucción, el saqueo y la apropiación ilegal de bienes culturales, así como abstenerse de realizar acciones hostiles contra dichos bienes.


Etiquetas: