Las restricciones del gobierno español se concentran sobre todo en la zona sur de Madrid

  19 Septiembre 2020    Leído: 283
Las restricciones del gobierno español se concentran sobre todo en la zona sur de Madrid

Pisos pequeños, muchos saturados y la falta de medidas de autoprotección, además del colapso sanitario, son los puntos comunes de las áreas restringidas.

Con poca (o casi ninguna) sorpresa se merendaron ayer los habitantes de las zonas confinadas desde el lunes la noticia. Especialmente en los seis distritos de la capital afectados (Usera, Villaverde, Puente y Villa de Vallecas, Carabanchel y Ciudad Lineal; este último, por cierto, el único que no se encuentra en el sur de la ciudad, sino en el noreste), aunque, y este es un matiz muy importante, no se trata de esos territorios completos, sino solo los correspondientes a las zonas sanitarias descritas en los gráficos superiores, que prácticamente concuerdan con los centros de salud que así se nombran. Lo mismo ocurre con los ocho municipios afectados: Parla, Humanes de Madrid, Moraleja de Enmedio, Getafe, Fuenlabrada (todos estos del sur), y la conurbación formada por San Sebastián de los Reyes-Alcobendas (al norte), amén de las áreas mencionadas de la capital.

Puente de Vallecas, casi totalmente cerrado
Desde el inicio de la pandemia, el coronavirus se ha cebado especialmente con la zona sur, pero Puente de Vallecas, prácticamente una ciudad dentro de la ciudad (tiene 227.000 habitantes censandos, como la capital granadina, por ejemplo), lleva siendo el farolillo rojo de la capital. Tiene una tasa de incidencia acumulada en los últimos 14 días de 1.240,76 casos/100.000 habitantes, muy por encima del millar que ha establecido la Comunidad como «tope». El hospital de zona, el Infanta Leonor, cuenta con un 54% de las camas con enfermos de Covid-19 y se apunta a que el 100% de las UCI están en uso.

Aunque parte de su población sigue acudiendo al Gregorio Marañón, el centro de referencia antes de la apertura del anterior. Hasta nueve zonas sanitarias del distrito se encuentran en la lista de las afectadas por las restricciones anunciadas ayer por el Gobierno de Díaz Ayuso. La incidencia con la que se encuentra Puente de Vallecas se debe a varios criterios: viviendas más pequeñas, algunas masificadas por personas que comparten habitación y un mayor relajamiento en parte de su población (además, muy densa demoográficamente) en cuanto a las recomendaciones de las autoridades sanitarias.

La zona más humilde de Ciudad Lineal
Este, con sus 215.000 habitantes censados, es el único de los seis distritos de la capital que no se encuentra en el sur. Pero sí tiene algunas características que lo acercan a los otros cinco: la zona confinada es aquella que se encuentra al sur de la calle de Alcalá, que ejerce como frontera «epidemiológica» y que es, además, la más humilde de esa demarcación: parte de Pueblo Nuevo y de Quintana, y los barrios de Bilbao, Ascao y La Elipa, por utilizar la terminología con la que popularmente se los conoce. Se da la circunstancia de que en el distrito la media de la tasa acumulada es de 876,16 (menos del millar), pero sube en las zonas restringidas desde el lunes.

De ahí al norte, la cosa cambia conforme sube el nivel de renta. En poco o nada se parecen al resto del distrito San Juan Bautista, Pinar de Chamartín y todo el eje que sube por el costado oeste de Arturo Soria hasta el límite con Manoteras y delimitado hasta la M-30.

Es un distrito, además, con numerosos parques de barrio. Mientras que los de La Elipa o el de Julio Anguita (conocido como el de «los mosquitos») estarán cerrados, otros importantes como El Calero o San Juan Bautista podrán utilizarse. Confinada también queda el área donde se encuentra el cementerio de La Almudena, pero no la del tanatorio de la M-30, más allá de las restricciones en los servicios funerarios que han quedado establecidos en la orden de Sanidad.

Hospitales saturados en las áreas restringidas
El criterio fundamental para estas medidas ha sido el sanitario. Y, además de la carga detectada por casos de Covid-19 en los centros de salud, se ha tenido en cuenta también el de los hospitales de referencia. Las zonas señaladas están asistidas por el Ramón y Cajal (uno de los más saturados, pues también acoge a algunos vecinos de Alcobendas y San Sebastián de los Reyes que no acuden al Infanta Cristina), Infanta Leonor (las dos Vallecas), Gómez Ulla (que da servicio a Carabanchel y donde se ha instalado una carpa como extensión de Urgencias) y Doce de Octubre (que asimila, por ejemplo, a Usera y Villaverde).

Además, se ha puesto en evidencia la aún endeble infraestructura y medios con los que cuentan los centros más nuevos, como el de Parla, y otros locales como el de Getafe oel de Fuenlabrada.

Humanes y Moraleja, al completo a cal y canto
Las localidades madrileñas de Humanes (19.587 habitantes) y de Moraleja de Enmedio ((5.021 vecinos) serán «confinadas» completamente, en función de la nueva orden de Sanidad que entrará en vigor el próximo lunes. El primero tiene una tasa de incidencia acumulada en los últimos 14 días de 1.058 casos por 100.000 habitantes. En el segundo, esta tasa es de 1.031. En ambos casos, las dos localidades corresponden a un única área básica de salud, y están pegando a zonas contiguas de otros municipios afectados por las nuevas limitaciones:Fuenlabrada y Parla. La medida no le ha sentado nada bien a la alcaldesa de Moraleja de Enmedio, Valle Luna (PSOE), que dijo haberse enterado del confinamiento de su localidad «por las noticias de la televisión».

Buzoneo a los vecinos afectados en la capital
La vicealcaldesa de Madrid, Begoña Villacís, detalló ayer que Madrid hará un buzoneo a todos sus vecinos para informar de las medidas de salud, y también de sus zonas básicas de salud, ya que estas áreas son desconocidas para la mayoría de vecinos, que no siempre saben que se corresponden con los centros de salud.

El domingo, a coordinar a policías y alcaldes
El Gobierno regional convoca el domingo a la Delegación del Gobierno y a todos los ayuntamientos afectados por las medidas de restricción de movilidad para coordinar cómo llevarlo a cabo. Una reunión que también servirá para solventar las dudas de varios de los alcaldes afectados, como los de Alcobendas, Getafe, Parla y Fuenlabrada, que ayer consideraban difícil aplicar en sus municipios las medidas incluidas en la orden de Sanidad por su «complejidad».

abc


Etiquetas: