El fiscal general de EE.UU. compara el confinamiento con la esclavitud

  18 Septiembre 2020    Leído: 180
El fiscal general de EE.UU. compara el confinamiento con la esclavitud

El alto funcionario acusó también al movimiento Black Lives Matter de explotar la muerte de personas afroamericanas para obtener beneficios políticos.

William Barr, fiscal general de EE.UU., criticó las órdenes de confinamiento dictadas en la lucha contra el brote de covid-19 y las comparó con la esclavitud, argumentado la restricción que imponen a las libertades de la población. Así lo manifestó este miércoles durante un discurso en la universidad Hillsdale College de Michigan.

"Imponer un confinamiento nacional, órdenes de quedarse en casa, es como un arresto domiciliario. Aparte de la esclavitud, que era un tipo de restricción diferente, es la mayor intromisión en las libertades civiles en la historia estadounidense", aseveró Barr.

Con estas palabras, el alto funcionario reprochó las medidas adoptadas por los gobernadores de cada estado, siguiendo la línea del presidente Donald Trump, que ha insistido en la necesidad de terminar con el aislamiento para reactivar la economía cuanto antes.

Reacción en redes
Sin embargo, usuarios de las redes sociales criticaron la intervención del fiscal. "Qué comparación tan obscena. Sólo un tonto malvado podría hablar así", tuiteó el erudito Laurence Tribe. Mientras otros lo calificaron de "demente" y "racista".

Por otra parte, Barr se refirió al movimiento 'Black Lives Matter' y acusó a sus integrantes de explotar la muerte de personas afroamericanas a manos de la Policía para obtener beneficios políticos, informan medios locales.

"Ellos no están interesados en las vidas de los negros, están interesados en la utilidad. Un pequeño número de negros que son asesinados por la Policía […] por lo general, menos de una docena al año, que pueden utilizar como pilares para lograr una agenda política mucho más amplia", agregó el fiscal.

Tras la muerte del afroamericano George Floyd, el pasado 25 de mayo en Mineápolis, millares de manifestantes han salido a las calles, desatando una ola de protestas contra el racismo en EE.UU. y otros países.


Etiquetas: